Mercado

212 personas fallecen en España por incendio

  Redacción / 23 de noviembre de 2018

En 2017 se produjeron una media diaria de 63 fuegos en el hogar, un 2,7% más que en 2016, y 144 fallecidos, un 8,3% más, lo que representa un total de 11 víctimas más que el año anterior, según el estudio Víctimas de incendio en España 2017, presentado por Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos, APTB. De los más de 23.000 incendios ocurridos en la vivienda, los que tuvieron víctimas mortales fueron ocasionados principalmente por causas eléctricas, en un 18% de los casos, y por aparatos productores de calor, como radiadores o braseros, en un 15% de siniestros. Las personas mayores sufrieron el 50% del número de fallecimientos. Entre las causas de muerte destaca la intoxicación, que afectó a casi 5 de cada 10, y las quemaduras, que quitaron la vida al 40%, sobre todo por no poder escapar de las llamas.

Se estima que cerca de 1.000 personas ingresan anualmente en las siete unidades de referencia en atención para quemados que existen en hospitales españoles, una cifra que representa en torno al 15 y 20% del total de afectados por esta causa. La estancia media de estas personas en dichas unidades de grandes quemados es de 14 días. El perfil más habitual es hombre, en un 60% de los sucesos, entre 30 y 64 años.

El informe destaca que durante los seis meses fríos del año se originó el 64% de las víctimas mortales. Prueba de ello es que, entre noviembre y febrero del pasado año, se produjeron más víctimas mortales, concretamente 74, que en el resto del año, que fueron 70. El peor mes fue enero, en el que fallecieron 24 personas.

Entre las causas más probables de incendio en el hogar con víctimas mortales se ha producido un cambio significativo. Por primera vez las causas eléctricas superan a los aparatos productores de calor (radiadores, chimeneas y braseros). También destacan los incidentes causados por el gas, que sustituye en el ranking al hábito de fumar. En 2017, los descuidos por el tabaco causaron 6 fallecidos, 11 menos que en 2016, lo que supone un descenso del 65%.

El salón sigue siendo la dependencia de la vivienda en la que se origina el mayor número de incendios, 21.5%, seguido, muy de cerca, por el dormitorio, 18.1%, y la cocina, 7,6%, un dato, que a juicio de los expertos en prevención es esencial para saber dónde se deben colocar los detectores de incendios.

Por Comunidades Autónomas, las cinco con mayor índice de fallecidos por millón de habitantes en 2017 fueron: Navarra, 6,1, Extremadura, 5,6, Comunidad Valenciana, 5,2, País Vasco, 4,1, y Andalucía, 4,1. Por el contrario, las que tuvieron menor tasa de víctimas mortales en viviendas por millón de habitantes fueron: Asturias, sin víctimas mortales, Madrid, 1,2, e Islas Canarias, con 1,4, y Aragón, con 1,5.

En términos absolutos, Andalucía fue la comunidad autónoma que en 2017 ha tenido mayor número de víctimas mortales, 34 fallecidos, seguida de Comunidad Valenciana, 26 fallecidos, y Cataluña, con 20 víctimas mortales.

Medidas de prevención