Alex mestre, tesorero CG

Entrevista

Álex Mestre: “Hoy podemos asegurar cosas que antes ni existían”

  Redacción / 12 de marzo de 2019

El pasado día 10 de marzo, la periodista del Diari de Tarragona, Norián Múñoz, entrevistó a Álex Mestre, tesorero del Consejo General, éste es el artículo íntegro.

Soy un orgulloso residente en Tarragona; nací aquí en la Creu Roja en 1976. Estoy casado y tengo dos hijos. A veces nos llaman pájaros del mal agüero, pero es que tenemos un problema cultural con la previsión.

Mestre es diplomado en Empresariales, licenciado en Derecho, máster en Derecho de Empresa y de Contratación y presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Tarragona (107 colegiados) y del de Cataluña. Hombre de verbo vivo, pone toda su pasión en tratar de explicar lo que hace una figura más bien desconocida: la del mediador de seguros. Para aclarar conceptos lo primero que deja claro es que entre los mediadores hay dos grupos: los corredores, que asesoran de forma independiente y los agentes que trabajan para una determinada asegurada… Después de conversar con él el primer impulso es salir a revisar todas las pólizas que tenemos.

¿Por qué nos bombardean continuamente con anuncios de seguros? ¿Tanto negocio hay?

El sector de los seguros tiene una materia prima que es infinita. Hoy en día, por ejemplo, están irrumpiendo pólizas de ciberriesgos y muchas otras que hace cinco o diez años no existían. Siempre se puede asegurar algo.

¿Cada vez hay más comparadores de seguros en internet? ¿debería fiarme de lo que dicen?

Mi respuesta rotunda es: si te fijas sólo en el precio estás totalmente equivocada. Los comparadores pueden estar bien para tener indicios, pero no olvidemos que pueden tener detrás acuerdos comerciales que se puedes escapar a nuestro conocimiento.

¿A qué se refiere?

A que un comparador se puede poner de acuerdo con una compañía de seguros y pactar una bajada de precios, pero sacrificando prestaciones.

Tengo la sensación de que con los seguros está pasando algo parecido a las agencias de viajes, que estamos caminando hacia el ‘yo me lo guiso yo me lo como’ y me entiendo directamente con la aseguradora…

Si, en los seguros que llamamos masa la cosa va hacía allí. No podemos negar la evidencia, sería absurdo. Este tipo de productos tiende a que sea el consumidor quien lo compre directamente.

¿Qué son lo seguros masa?

Son seguros de vehículos y de hogar, principalmente. El problema es que como el seguro es una cosa de estadísticas, si no te ves es un siniestro jamás detectarás las bondades y las maldades. Pero si te pasan, por un ahorro que puede ser de 20 o 30 euros al año, la diferencia puede ser de miles.

Vale, digamos que me ha convencido para que contrate a un mediador de seguros ¿Cómo doy con uno?

Tenemos nuestros propios canales de comunicación que podríamos mejorar; somos los grandes desconocidos. Hasta ahora ha sido muy boca-oreja, pero estamos adaptándonos con la propia página web del Colegio, por ejemplo.

¿Hay intrusismo en vuestra profesión?

En el caso de lo bancos, por ejemplo, hablar de intrusismo no sería correcto, pero hay cosas flagrantes. Si yo te digo que los bancos son agentes de las compañías aseguradoras me dirás que esto es una animalada, pero esto es así… La ley permite que suceda, pero ¿debería hacerlo?

Entiendo que los bancos están en una situación de privilegio

Sí, porque tienen información y en su gran mayoría utilizan esa posición preponderante como oferentes en la distribución de seguros.

¿Qué es lo que más solemos asegurar?

Lo obligatorio y punto. Lo que más cuesta asegurar es la propia vida.

Es que da como mala espina ¿no?

Es muy cultural. Por ejemplo, hay zonas de España donde es muy natural que una persona joven tenga un seguro de decesos y, en cambio, aquí es muy raro.

¿De verdad la gente todavía compra seguros de decesos?

Sólo le diré que mire cuál es la séptima aseguradora del ránking en España: es Santa Lucía, que se ocupa sobre todo de decesos.

¿Qué no solemos asegurar y nos arrepentimos?

Más que no asegurar cosas es que nos falta información para asegurarlas bien. Por ejemplo, hay compañías que, si tienes que asegurarte una casa en Prades, tienen pólizas que no cubren las heladas. Pues no tienes que asegurarte la casa con esa compañía ¿Eso quién te lo tiene que decir? Depende de si te lo haces a través de un mediador, que te lo dirá, o si lo haces a través de una entidad financiera o tú mismo por internet.

Las mascotas ¿se aseguran?

Sí, y además un producto que está en ciernes es el seguro de salud de mascotas. Las compañías están trabajando en ello.

¿Es frecuente el fraude?

Se está hablando de unos porcentajes que, al menos en mi caso, no se corresponden con mi experiencia. En 15 años habré visto dos.

¿Cuáles son las más comunes?

Uno de los que ha perdido comba es denunciar falsos robos en el extranjero y el típico de las caídas y accidentes en medios de transporte públicos. Aunque las aseguradoras tienen filtros y medios para controlar el fraude.

¿Una anécdota que recuerde?

El seguro de vida de un caballo me causó impresión… Y un clásico: que te pidan hacer una póliza cuando ya has tenido el siniestro.

Hablando todo el tiempo de riesgos, ¿no os llaman pájaros de mal agüero?

Continuamente. Tenemos un fallo cultural. Aquí hay un estado social muy bueno que nos ha permitido muchas garantías y que ha hecho que descuidemos nuestra propia previsión personal.