Negocio

Cada año uno de cada tres comercios sufre un siniestro con un coste medio de 700 euros

  Redacción / 16 de diciembre de 2019

A la hora de tener un negocio, además de la gestión de la actividad y venta, es de vital importancia tener en cuenta las posibles incidencias que pueden surgir y que puedan poner en riesgo el desarrollo.

Cualquier negocio conlleva siempre riesgos, pero cuando se trata de uno que se desarrolla en gran medida de cara al público, como es el caso de los comercios, los riesgos se multiplican: robos, incendios, daños por agua, pérdida de bienes, caídas o reclamaciones legales.

Según datos del Informe nº 1544: Los Seguros de Multirriesgo de Icea, sólo el año pasado se produjo una frecuencia siniestral del 35% en comercios, siendo el importe medio de siniestro de 700 euros. Pero ¿cuáles fueron los más habituales, y cuáles los más costosos? SingularCover-startup española de insurtech especializada en comercios, pymes y autónomos-, ha realizado un análisis de los tres siniestros más frecuentes en comercio, así como los que más costes supusieron a los comerciantes.

  1. Daños por agua (32%): Una rotura de tubería, un desbordamiento o un escape suelen ser los eventos más comunes en este tipo de siniestros. Las “goteras” se posicionan como el número 1 en la lista de percances más comunes en el comercio. Así, el año pasado el 32% de los siniestros declarados fueron por daños por agua, lo que supuso un importe medio de siniestro de 575 euros.
  2.  Cristales (18%): Dieciocho de cada cien siniestros declarados fueron por daños o roturas de vitrinas, mostradores, escaparates o ventanas de distintos establecimientos o comercios. Este tipo de siniestros representaron el segundo tipo de siniestros más comunes en 2018, conllevando un coste superior a los 339 euros de media siniestral*.
  3.  Daños eléctricos (12%): Los problemas de electricidad completan el top3 de siniestros más comunes en los comercios. Quedarse sin corriente es un gran contratiempo para negocios que atienden de cara al público, ya que la iluminación y los aparatos de aire acondicionado o calor se quedan inhabilitados. Las pérdidas por este tipo de percances representan un importe medio de 433 euros.

Incendios o robos ocurren con menor frecuencia, pero son los que más impactan en el bolsillo del comercio

Hay otro tipo de siniestros que ocurren con menor frecuencia pero que, de sucederse, tienen un fuerte impacto en el bolsillo de los comerciantes. Los incendios, robos o daños por agua representan casi el 62% de la distribución del importe siniestral, es decir, de la cuantía dedicada al total de los siniestros, son los eventos que más presupuesto requieren.

Por otro lado, los percances asociados por incendios (1.358 euros), robo o daños derivados (919 euros) y Responsabilidad Civil (409 euros), son los tres que encabezan la lista más caros por importe medio por siniestro al año.