Negocio

Los actos terroristas tuvieron en la UE,  entre 2004-16, un coste de 180.000 millones

  Redacción / 21 de junio de 2019

El coste económico para las compañías de seguros por los ataques terroristas en todo el mundo alcanzó los 83.000 millones de dólares (74.100 millones de euros) en el periodo comprendido entre los años 2013 y 2017, según el informe ‘Informe del Seguro de Riesgo de Terrorismo’, realizado por Marsh.

Siendo más específico, en los 28 estados miembros de la Unión Europea, entre los años 2004 y 2016, se cuantificaron en 180.000 millones de euros el coste aproximado de las pérdidas debidas a actos terroristas.

En 2018, las empresas que más interés mostraron en este seguro fueron las instituciones educativas, los medios de comunicación, la industria hotelera, las instituciones financieras y las inmobiliarias. No obstante, las compañías de transportes otorgaron la mayor importancia al riesgo de atentados en las coberturas suscritas a través de seguros.

Marsh advierte que, a pesar de que los fallecimientos por actos de terrorismo disminuyeron el año pasado, la amenaza del extremismo islamista sigue siendo alta en Europa y, además, apunta que probablemente se producirán en complejos dedicados al entretenimiento y en espacios públicos frecuentados por turistas, como hoteles y restaurantes.

Extremistas activos en España

El informe señala que los riesgos del terrorismo “han caído de forma notable en Egipto, Turquía y España entre mayo de 2018 y mayo de 2019”. El riesgo en España ha descendido un punto, hasta un nivel de 3,5. El estudio valora la disolución total de la banda terrorista ETA. No obstante, señala el estudio, los extremistas islámicos continúan organizándose en España, generando un riesgo permanente de ataques sobre espacios públicos concurridos con armas cortas o blancas.

La cobertura de seguro de riesgos extraordinarios

En España, la cobertura de riesgos extraordinarios por terrorismo se contrata automáticamente dentro de las pólizas de seguro de ciertos ramos, corriendo a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

Los ramos que incluyen dicha cobertura serían los seguros contra daños: incendios y eventos naturales, vehículos terrestres (daños al vehículo en todo caso, y a partir de julio de 2016, también las pólizas que cubran solamente responsabilidad civil), vehículos ferroviarios, otros daños a los bienes (robo, rotura de cristales, daños a maquinaria, equipos electrónicos y ordenadores) pérdidas pecuniarias diversas y modalidades combinadas de los anteriores.

Por su parte, en los seguros de personas: vida y accidentes, aunque estas coberturas se contraten de forma complementaria a otro tipo de seguro o en el marco de un plan de pensiones.