Consejo General

Los mediadores, los aliados más efectivos para el asegurado frente 
a la adversidad de las DANA y otros temporales en viviendas, 
automóviles y otros bienes

  Redacción / 23 de octubre de 2019

Las previsiones meteorológicas anunciaban para el 22, 23 y 24 de octubre riesgo por temporal en el área mediterránea y en el Cantábrico riesgos extremo, importante y riesgo a secas. Previsiones que se han cumplido. Hay que lamentar la desaparición de tres personas en Cataluña y un fallecimiento, con concreto, en Barcelona.

Hay puntos en los que se han registrado más de 260 litros por metro cuadrado por hora de intensidad. En estos casos, el Seguro enmarca los siniestros dentro de los llamados ‘riesgos extraordinarios’.

“En ellos se incluyen: inundaciones, embate de mar, tempestad ciclónica atípica por vientos superiores a 120 km/h y tornados), terremotos, maremotos, erupciones volcánicas y caída de meteoritos. Todos estos casos, siempre que se cuente con una póliza de seguro, aunque sea obligatoria, permite realizar las reclamaciones directamente al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). En el caso de temporales tipo depresión aislada en niveles altos; un fenómeno que ahora se denomina ‘DANA’, y que el pasado mes de septiembre y estos días se cierne sobre nuestra geografía, las reclamaciones se deben dirigir al CCS y el profesional que puede agilizar todos los trámites, el mejor aliado, es el mediador de seguros, corredores y agentes, cuentan con toda la documentación precisa para poder actuar con rapidez para la reparación económica de los daños sufridos sobre los diferentes bienes asegurados” explica Javier Barberá, presidente del Centro de Estudios del Consejo General (CECAS) y presidente del Colegio de Lleida.

Precaución ante todo

Sin embargo, la primera premisa que es imprescindible tener presente es la precaución. Las previsiones que para los asegurados deben tenerse muy en cuenta por las consecuencias que pueden tener sobre los bienes; especialmente sobre la vivienda y los automóviles.

El primer consejo que se debe seguir en casa es mantenerse informado de las condiciones meteorológicas. Si se producen fuertes precipitaciones, dependiendo de la cantidad de litros que se recojan por metro cuadrado por hora por intensidad la reclamación podría dirigirse a la aseguradora con la que se tenga suscrita la póliza. De nuevo, el papel del mediador es clave porque su asesoría y conocimiento sobre las pólizas simplifica y agiliza el proceso” explica Javier Barberá.

Los mejores consejos para ser precavidos frente a los temporales son:

  • Reforzar y cerrar bien puertas, ventanas, persianas, toldos, velar por la seguridad de elementos de exterior que puedan salir volando o caer a la calle, etcétera.
  • Con el coche hay que evitar los desplazamientos por carretera y, especialmente, no aproximarse a áreas costeras o zonas afectadas por mareas. También hay que evitar los pasos o vías que puedan inundarse.
  • A nivel personal es clave alejarse de edificios en mal estado, cornisas, árboles y muros.

El Centro de Estudios del Consejo General celebra el 15 de noviembre de 2019 el XVII Fórum CECAS en Toledo y una de las mesas redondas tratará sobre los efectos del cambio climático y cómo puede afrontarlos el sector asegurador. La climatología y sus efectos adversos es, por tanto, un tema de interés prioritario para la Mediación de seguros.

La clave es la intensidad

El daño depende de la intensidad del temporal, por precipitación y/o viento, por lo que es clave a la hora de poder reclamar. “Es importante recordar que solo se puede reclamar si existe un seguro, si se ha suscrito una póliza de protección frente al daño. Sin un seguro no se puede hacer ninguna reclamación, ni a una aseguradora cuando el daño es por un temporal “menor” ni al Consorcio de Compensación de Seguros o CCS cuando el temporal ha sido producido por ‘DANA’” destaca Javier Barberá.

Frente a los daños que un temporal puede producir en una vivienda, negocios y/o en vehículos la figura del mediador es el aliado más efectivo. Es el canal que permite al asegurado acceder a sus pólizas, obtener los datos y poder realizar los trámites correspondientes siempre asesorado por un profesional. Las reclamaciones, si es posible realizarlas porque se cuenta con una póliza de seguro, son más ágiles cuando las realiza el mediador de seguros.

Como dato de interés: en el caso de la DANA que afectó a la Península Ibérica del 11 al 15 de septiembre, a fecha de 14 de octubre según datos del CCS, fueron los mediadores (agentes o corredores de seguros) quienes presentaron el 45% de las solicitudes de reclamación de daños.