Consejo General

El Consejo General asesora a los consumidores sobre cómo contratar un seguro responsable, meditado y necesario

  Redacción / 25 de octubre de 2018

Francisco Javier García-Baquero, presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Huelva y miembro de la Comisión Permanente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros, en representación de este último organismo, ha participado en el ciclo de ponencias y debates ‘Consumidores a Todo Riesgo’, organizada por Adicae y Aecosan. El objetivo de la sesión, centrada en los seguros de Automóviles, es asesorar a los consumidores en materia de contratación desde un enfoque crítico, meditado, responsable y con transparencia.

En este sentido, García-Baquero explicó la labor del mediador, así como las distintas figuras que actúan en el sector, y su vinculación con el cliente destacando su función “de defensa y representación del consumidor y sus derechos ante la aseguradora”. Así, señaló que “de los litigios que se dan frente a las aseguradoras, muy poco se dan en pólizas intermediadas por mediadores y, en menor medida, de los mediadores colegiados. Pues los mediadores colegiados tienen una obligación de preparación, de formación y disponen de un valor añadido con respecto a otro agente o corredor que no está colegiado”.

En su intervención, García-Baquero repasó la evolución del seguro de Automóviles, los cambios legislativos que se han ido produciendo y cómo estos han configurado tanto la diversidad de productos, como de primas o los índices de siniestralidad. “El seguro de Automóviles es un seguro de masas, pues debe dar respuesta la segunda opción de compra de una persona, después de la vivienda, y supone el 25% de sus ingresos y tienen la obligatoriedad de estar asegurado”, explicó. Así, desgranó las particularidades de las modalidades de franquicia, todo riesgos o terceros, además de las garantías que cada una de estas modalidades incluyen o no las pólizas de seguros y que, en ocasiones, los consumidores desconocen por falta de transparencia y asesoramiento de un profesional como el mediador de seguros.

En esta línea, apuntó que el seguro de Automóviles es “un seguro de adhesión y como tal, aunque parezca fácil, en realidad es muy complicado, y se calcula que más de 200 personas se arruinan cada año debido a que su seguro no le ofrece las coberturas que necesitaba, y en la mayoría de los casos vienen derivadas de la falta de asesoramiento y de una transparencia en la información previa a la contratación. Un problema que es difícil de arreglar y donde el asesoramiento es fundamental, por lo que optar por un mediador es clave para evitar reclamaciones, adaptar el contrato a las necesidades reales del consumidor y disponer de asesoramiento profesional en caso de un siniestro”.

En la sesión, moderada por Jesús Díaz, coordinador del proyecto, también participó Aranzazú Fernández, abogada de la red de Adicae, quien abordó las vías de reclamación ante un siniestro. Asimismo, apuntó que “la transparencia de contratación es crucial. Tanto por parte de la aseguradora y el mediador, quienes deben trasladar una información veraz, transparente y lógica al cliente, como por parte del consumidor, que debe ser consciente del contenido de una póliza de seguros y solicitar aquellas coberturas y garantías que realmente necesita asegurar”.