Consejo General

El Consejo General de Mediadores exige que se aplique con urgencia la nueva Directiva de Distribución de Seguros (IDD)

  Redacción / 07 de noviembre de 2019

El Consejo General de Mediadores de Seguros exige que se tramite con urgencia la transposición al ordenamiento jurídico español de la Directiva de Distribución de Seguros (IDD) porque su no aplicación supone un perjuicio para el sector. 
A pesar de una segunda sanción por parte de la Comisión Europea realizada en marzo de este año, España es el único país de la UE que todavía no ha incorporado esta norma que debió entrar en vigor en la legislación española en julio de 2018 y comenzar a aplicarse en octubre de ese mismo año.

Ante la variedad de canales de distribución de seguros, la IDD contribuye a garantizar la igualdad de trato entre todos los operadores para facilitar la libre competencia. También aumenta la protección al cliente en la UE, independientemente del canal que utilice para contratar una póliza, garantiza un elevado nivel de conocimientos profesionales, refuerza la transparencia e información previa a la contratación y establece un régimen de sanciones administrativas eficaz.

A pesar del retraso acumulado, los mediadores de seguros a través de los colegios llevan tiempo preparándose para ese momento y trabajando en la adaptación de contenidos a las nuevas exigencias. “Los corredores y agentes de seguros ya están operando con la Directiva de Distribución de Seguros, a pesar de no haber sido transpuesta al derecho español, con profesionalidad pero sin respaldo jurídico adecuado”, explica el Consejo de Mediadores.

Protección a los consumidores

A la espera de que la normativa entre en vigor, desde el punto de vista de la protección a los consumidores, prevalece la Ley de la Mediación. El paraguas sobre el que se sustentan las solicitudes de autorización o los expedientes para actuar como mediador de seguros es la Ley de Mediación actual. La protección al asegurado se rige, sobre todo, por las exigencias de información y ahí es donde la Mediación está utilizando o aplicando el documento de información previa a pesar de que todavía no es obligatorio.

Pablo Wesolowski, secretario general del Consejo General de Mediadores, puntualiza que “aunque no hay desprotección, se genera cierta inseguridad e incertidumbre que no ayuda, especialmente para una persona física o jurídica que quiera presentar un expediente ante la Dirección General de Seguros para operar como corredor, agente o mediador de seguros complementario. La inseguridad jurídica afecta más al nuevo operador que al que ya está en el mercado”.

La transposición de la IDD podría ser efectiva en nuestro ordenamiento jurídico durante el primer trimestre de 2020 cuando se reanude la actividad parlamentaria.