Negocio

El riesgo de ciberataques exitosos creció en 2019

  Redacción / 13 de enero de 2020

Los resultados del último estudio de Trend Micro Incorporated (TYO: 4704; TSE: 4704),  sobre el Índice de Riesgo Cibernético (CRI) muestran que las empresas siguen teniendo un elevado riesgo de sufrir ciberataques debido a las crecientes preocupaciones de las organizaciones por la interrupción o los daños a la infraestructura crítica.

El CRI aumentó en 2019 en comparación con la encuesta realizada en el segundo semestre de 2018, principalmente debido a la percepción de un mayor riesgo ante las amenazas dirigidas a ellas, y ahora se encuentra en su nivel más alto desde que comenzó el índice.

Los aspectos más destacados de los resultados del CRI de 2019 incluyen:

El 65% ha experimentado una o más brechas de los datos de los clientes y el 62% ha perdido propiedad intelectual sensible en los últimos 12 meses. El 78% prevé que, el próximo año, perderá registros de clientes y el 77% predice que perderá activos de información. El 73% dijo haber experimentado infiltraciones en sus redes y/o sistemas empresariales durante el año pasado El 81% cree que un ataque es probable en los próximos 12 meses.

El phishing y la ingeniería social se destacaron como la amenaza número uno para las organizaciones

En general, los encuestados calificaron la interrupción o el daño de la infraestructura crítica como la principal consecuencia de tales ataques, mientras que el phishing y la ingeniería social se destacaron como la amenaza número uno para las organizaciones.

El informe también identifica áreas específicas en las que las organizaciones carecen de mitigación de riesgos. Todavía faltan controles adecuados en la seguridad de los datos y la infraestructura, y en muchos casos la arquitectura de seguridad de TI no es lo suficientemente ágil ni escalable.

Con respecto a la mitigación de riesgos, las funciones de seguridad TI informaron que admiten seguridad en el entorno DevOps.

El CRI también desglosa las industrias de mayor riesgo, entre las que se incluyen salud y productos farmacéuticos, transporte, industria y manufactura. Las pequeñas empresas también asumieron un riesgo más alto que las compañías medianas y grandes corporaciones.