Negocio

En España son los millennials quienes consideran más útil la tecnología en su conducción diaria

  Redacción / 4 de diciembre de 2019

Liberty ha presentado los resultados del estudio ‘Conducción Segura y Tendencias en Seguridad Vial’, desarrollado en cinco países europeos (Francia, Irlanda, Portugal, España y Reino Unido) y en EE.UU, lo que ha permitido comparar las tendencias de seguridad en estos países y por generaciones.

En España

Los resultados concluyen que en España son los millennials quienes consideran más útiles estos dispositivos en su conducción diaria. De hecho, un 60% de los millennials españoles encuestados apunta a esta utilidad. Dentro también de España, el resultado para la Generación X representa un 52%, mientras que para los Baby Boomers la tecnología es ‘muy útil’ sólo para el 41%.

Sin embargo, la utilización de esta tecnología no siempre es aplicada por los encuestados pertenecientes a este rango de edad, tal y como descubre el estudio. De hecho, los datos demuestran que el 44% de los millennials españoles mira siempre o casi siempre por el espejo retrovisor o gira la cabeza para aparcar, sin hacer uso de la cámara de visión trasera.

Francia, Reino Unido e Irlanda

Por su parte, para los millennials franceses esta cifra se eleva hasta el 46%, llegando al 54% para los de Portugal, 39% en Reino Unido y un 40% en Irlanda. Una tendencia, la de ‘mirar por el espejo o girarse’ para ejecutar una maniobra, que se mantiene en todas las generaciones. De este modo, el 78% de los españoles encuestados que corresponde a la Generación X asegura girarse o mirar por el espejo.

La confianza de la población española en la tecnología

La investigación también ha querido valorar la confianza que tiene la población en la tecnología de los vehículos. Así, en España, se percibe un equilibrio entre los millennials que confían ‘mucho’ en este tipo de dispositivos (34%); mientras un 32% de los miembros españoles de esta generación no confía tanto en ellos.

El 28% de los españoles encuestados pertenecientes a la Generación X confía ‘mucho’ en la tecnología dentro del coche, lo que muestra un equilibrio con los más detractores que ‘no confía’ en estos dispositivos (29%). Y en los Baby Boomers encuestados, el 23% confía ‘mucho’ en la tecnología asociada al vehículo, mientras que es el 35% de los consultados en la encuesta de este rango de edad no confía tanto en la tecnología.

La utilidad de los dispositivos tecnológicos en el coche

El estudio analiza así la relevancia de los elementos de seguridad en los vehículos y la confiabilidad en dichos dispositivos por parte de los conductores. En este sentido, se han planteado cuestiones sobre la utilidad de la cámara de visión trasera, que se incluye en los navegadores y ayuda sobre todo a aparcar. Un dispositivo que resulta muy o bastante útil para el 47% de los conductores españoles; seguidos de Portugal, con un 48%, Francia (40%), Irlanda (43%), y Reino Unido (44%), país este último en el que el 31% de los encuestados cree que este elemento no es ‘Nada importante’ para tener seguridad en sus vehículos; cifra muy alejada del 5% de los españoles encuestados.

Respecto a la asistencia por cambio de carril, el 79% de los españoles encuestados son los que más lo consideran ‘extremadamente, muy o bastante importante’. Seguido de cerca por los portugueses, con un 71%, al tiempo que esta respuesta se reduce a un 58% en el caso de los irlandeses, 53% para los franceses y apenas un 46% para los ingleses. En este aspecto, de nuevo vuelven a ser los ingleses los más escépticos con la utilidad de esta herramienta con un 34% que opina que ‘No es nada importante’, en contraste con el 6% de los españoles encuestados.

En el caso del dispositivo de aviso por colisión, de nuevo, los españoles son los que agradecen más este tipo de tecnología en sus vehículos, ya que casi el 88% de los encuestados lo considera ‘extremadamente, muy o bastante importante’. Los resultados apuntan a un 84% en Portugal, en Irlanda esta cifra representa al 70%, en Francia a un 67% y sólo un 56% para los ingleses.