Presentación del ‘Informe Estamos Seguros 2018’ de UNESPA

Unespa

La mediación distribuyó, en 2018, el 41 % de los seguros y facturó 4.500 millones de euros en concepto de comisiones

  Redacción / 28 de mayo de 2019

Agentes y corredores vendieron el 41,21 % de los seguros contratados en España en 2018, señala Unespa en su ‘Informe Estamos Seguros 2018’, lo que, por separado, supone el 25,20 % y el 16,01 % del total, respectivamente. Esto coloca la mediación como el principal canal distribuidor, seguido muy de cerca por los bancos (40,28 %).

La huella económica del sector

“Las aseguradoras pagaron más de 4.500 millones de euros en concepto de comisiones a la mediación”, ha señalado Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa.

Una de las vías para medir la huella económica del seguro es tomar como referencia el flujo de pagos realizados por las aseguradoras a terceros. Ya sean sus clientes, sus proveedores, sus empleados, accionistas, Hacienda, la Seguridad Social, los mediadores… Estos pagos rebasan los 61.500 millones de euros, según estimaciones de Estamos Seguros.

La otra, es el valor de lo protegido por la industria. El Consorcio de Compensación de Seguros estima que los riesgos cubiertos por el sector asegurador equivalen a 14 veces el PIB español. Entre todas las partidas, destacan los 10,3 billones de euros en riesgos personales y los 3,9 billones correspondientes al valor de las viviendas aseguradas.

El seguro de Hogar, Vida, Salud y Decesos

Los seguros más comunes están presentes en el 97 % de los hogares, es decir, tan sólo uno de cada 33 hogares en España carece de cualquier seguro. Para protegerse y proteger sus casas, sus automóviles, etc., los españoles invierten 4,5 euros de cada 100 que gastan, siendo la combinación de seguros más contratada por familias la del automóvil y la primera vivienda; pero esa realidad es muy diversa según el territorio.

En 2018, más de nueve millones de españoles confiaron a las aseguradoras sus ahorros, más 180.000 millones de euros. Mientras, más de 60.000 familias, que cada año sufren la tragedia de una muerte inesperada, equilibran su situación económica gracias al seguro de Vida.

El seguro de salud alcanza a uno de cada cinco ciudadanos a través de contratos tanto de particulares como de colectivos, ya que actualmente presta servicio a diez millones de clientes.

Casi la mitad de la población española tiene un seguro de Decesos. Es más, tres de cada cinco personas que fallecen en España son atendidas por éste, lo que en 2018 se tradujo en 275.000 sepelios.

El sector asegurador y su compromiso con la RSC

El seguro está firmemente comprometido con la RCS. Así lo atestigua el hecho de que el 85% de las entidades que lo conforman tenga en marcha una política activa en esta materia. La mayor parte de la inversión destinada a responsabilidad corporativa, 112 millones de euros al año, va dirigida a acciones de mecenazgo cultural (26,4 millones), acción social (25,9 millones) y seguridad vial (12,3 millones). Otras partidas de relevancia son el patrocinio deportivo amateur (10 millones) y la investigación (9,6 millones).

Las acciones que promueven las aseguradoras van dirigidas tanto a la sociedad en general como a las personas que forman parte de sus propias organizaciones. De puertas para adentro, las aseguradoras impulsan políticas de igualdad que fomentan la presencia de la mujer en la empresa aseguradora. En concreto, el 78 % de las compañías cuenta con un plan de igualdad en la materia y el 94 % dispone de alguna medida que favorece la conciliación de la vida personal y profesional. Las compañías también buscan la diversidad generacional en el seno de sus plantillas.

La discapacidad es otro ámbito donde el seguro ha movido ficha. Actualmente, 1.382 personas con discapacidad trabajan para el seguro. Ya sea como empleados directos (559), a través de proveedores (774) o gracias a donaciones y acciones de patrocinio específicas (49).