Mercado

La seguridad online, el elemento más importante para el 74% de los consumidores

  Redacción / 20 de marzo de 2019

El comercio digital ha cambiado la forma en que los consumidores interactúan con las empresas, pasando de las transacciones cara a cara a las relaciones anónimas construidas en la confianza. Las relaciones de confianza online, difíciles de lograr y ganadas con el tiempo, se basan en que las empresas ofrezcan un entorno seguro y una gran experiencia de cliente. Tal es así que el 74% de los consumidores perciben la seguridad como el elemento más importante de su experiencia online, señala el último ‘Informe de Identidad Global y Fraude’ realizado por Experian.

Seguridad online

Mientras que las empresas han invertido a menudo en una a expensas de la otra, los consumidores de todo el mundo esperan ambas. Tanto es así que el 70% de ellos están dispuestos a compartir más datos personales si ven como beneficio una mayor seguridad online y conveniencia.

“La seguridad y la conveniencia son los cimientos de un mercado digital dinámico que gestiona el riesgo eficazmente y provee una experiencia fluida”, sañaló Steve Pulley, vicepresidente ejecutivo de Experian y director general de Identidad Global & Soluciones para el Fraude. “La disponibilidad de información hace esto posible, pero es esa misma información la que los expone a un mayor riesgo de fraude, haciendo que la confianza sea más importante que nunca”, puntualizó.

Los resultados del estudio revelan también que los consumidores y los líderes empresariales coinciden en que los métodos de seguridad, propiciados por las nuevas tecnologías y las soluciones avanzadas de autentificación, infunden confianza online.

De hecho, la confianza del consumidor creció del 43% al 74% cuando se emplearon medidas biométricas para proteger sus cuentas. Las empresas también están comenzando a adoptar la tecnología cambiante. La mitad de las organizaciones declaró globalmente un incremento en su presupuesto para la gestión del fraude en los últimos 12 meses.

“La confianza empieza con la habilidad de una empresa para ofrecer más de la información de la que ya disponen y el uso de las tecnologías avanzadas para identificar a sus clientes y proporcionar una experiencia relevante sin incrementar su exposición al riesgo,” añadió Pulley. “En otras palabras, los consumidores pueden realmente esperar ambas – seguridad y conveniencia”.

El uso de los datos personales

El informe analiza también cuántos negocios están compartiendo de manera proactiva con los clientes cómo utilizan su información personal. El informe determinó que casi el 80% de los consumidores dice que cuanto más transparente es una empresa acerca del uso de su información, mayor es la confianza que tienen en dicha empresa. Tal es así que el 56% de las empresas planean invertir más en programas inspirados en la transparencia, tales como educar a los consumidores, comunicar los términos de manera más concisa y ayudar a los consumidores a sentirse en control de sus datos personales.