Mercado

Hasta el 1,7% desacelerará la economía española

  Redacción / 13 de enero de 2020

El informe ‘Panorama económico y sectorial 2020’ de MAPFRE valora que la constitución del nuevo gobierno en España pone fin a una etapa larga de inestabilidad pero el impacto en la economía dependerá de las políticas concretas que desarrolle.

Moderación del crecimiento mundial

El Servicio de Estudios de la aseguradora prevé que continúe la moderación del crecimiento mundial hasta una tasa promedio del 3,1% este año. No obstante, gracias a las políticas proactivas en materia monetaria y fiscal implementadas de forma más o menos generalizada a nivel global, la economía retomará la senda alcista hasta situarse cerca del potencial global del 3,4% en 2021.

Las economías emergentes seguirán contribuyendo de forma más relevante a la actividad global que las desarrolladas, creciendo de manera estable en promedio cerca del 4,5% durante los próximos años, gracias a unas condiciones financieras más benignas, una mejora en los términos de intercambio para los países productores de materias primas agrícolas, la recuperación de algunas economías en recesión (Turquía) y la salida de la atonía de economías relevantes que se desaceleraron durante 2019 (Brasil, México, India y Rusia). Los economistas ven positivo que se haya eliminado cierta incertidumbre sobre el Brexit en Reino Unido.

Posible desaceleración del 1,7% en España y negocio asegurador

En el caso concreto de la economía española, mantiene la previsión de crecimiento del 1,7% para este año, pero considera que esa ralentización proseguirá durante 2021, cuando prevé un incremento del PIB del 1,5%. En lo que se refiere al mercado asegurador el negocio de Vida ahorro y rentas vitalicias tradicionales sigue además lastrado por el entorno de bajos tipos que afecta a toda la Eurozona y está sufriendo retrocesos en primas sin que esta situación vaya a mejorar en un futuro previsible. Para las economías emergentes, en general, las perspectivas empiezan a ser más favorables. En Brasil y México, la situación económica mejora, lo que se está trasladando a sus respectivos mercados aseguradores.