Mercado

La propuesta de la CE sobre la revisión de Solvencia II carece de ambición seria para desbloquear la inversión que la economía necesita

  Redacción / 12 de diciembre de 2018

Insurance Europe ha expresado serias preocupaciones en su respuesta a la consulta de la Comisión Europea sobre sus proyectos de propuestas para la revisión de 2018 del Reglamento Delegado de Solvencia II. Para la federación, si bien la industria acoge con satisfacción el objetivo de la Comisión de simplificar Solvencia II y aumentar la proporcionalidad en su aplicación, “las propuestas carecen de ambición en varias áreas importantes. A menos que se mejore el texto final, la Comisión perderá una oportunidad clave para eliminar las barreras a la inversión a largo plazo y desbloquear la capacidad de las aseguradoras para apoyar el crecimiento que la economía de Europa necesita tan desesperadamente”.

Según expresa la federación, las propuestas de la Comisión para la recalibración del capital a largo plazo y la revisión del margen de riesgo, que tienen un impacto significativo en la capacidad de las aseguradoras para las inversiones a largo plazo y para apoyar los objetivos del proyecto de la Unión de Mercados de Capital de la Comisión, “deben ser más ambiciosos”. Si bien celebra que la Comisión haya reconocido que es necesario actuar en las inversiones de capital a largo plazo, Insurance Europe advierte que la propuesta técnica de la Comisión no funcionará en la práctica, y solicita una acción rápida por parte de la Comisión para modificar su propuesta para que tenga el impacto deseado.

Con respecto al margen de riesgo, considera que primero se debe tener en cuenta que éste es un elemento conceptual de Solvencia II que, según la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación, representa 200.000 millones de euros de capital de los aseguradores y supera la cantidad necesaria para pagar reclamaciones de clientes. “Existe evidencia significativa de que el 6% del costo de capital, un elemento clave de su calibración, es demasiado alto. Esto repercute, en particular, en los productos e inversiones a largo plazo”, argumentan. Y añaden, “si la Comisión continúa ignorando esta evidencia y preservando el status quo, perderá una oportunidad clave para reducir las barreras actuales a la inversión a largo plazo por parte de los aseguradores. Si bien puede realizarse una revisión más completa de su propósito y diseño en la revisión de 2020, ahora se necesita y se justifica un primer paso”.

Insurance Europe también dijo que la revisión brinda la oportunidad de dar un primer paso para mejorar el diseño del ajuste de volatilidad, al refinar el mecanismo de activación para la aplicación del ajuste de país. Asimismo, planteó otras preocupaciones, incluida la necesidad de evitar límites innecesarios en el cálculo de la capacidad de absorción de pérdidas del impuesto diferido (LAC DT), que se puede encontrar en su respuesta a la consulta.