Normativa

Luz verde a la normativa que creará una etiqueta europea de Planes de Pensiones Privados (PEPP)

  Redacción / 05 de abril de 2019

El pleno del Parlamento Europeo dio luz verde a la normativa que creará una etiqueta europea de los denominados Planes Paneuropeos de Pensiones Individuales (PEPP, por sus siglas en inglés). De esta forma se fija un modelo que garantiza las mismas condiciones para toda la EU, es decir, estos PEPP tendrán características básicas comunesserán transferibles entre los Estados miembros y al cliente podrá contribuir a éste, independientemente, del país en el que residan.

Los PEPP y sus características

Los PEPP podrán ser ofrecidos por varios proveedores: compañías de seguros, bancos, fondos de pensiones de empleo, empresas de inversión y gestores de activos.

Además, los sistemas públicos, profesionales y nacionales de pensiones individuales pueden utilizar de forma complementaria esta etiqueta.

Los clientes tendrán derecho a cambiar de promotor, tanto a nivel nacional como internacional, si quieren seguir contribuyendo a su PEPP, aunque se desplacen a otro Estado miembro. La única condición es que haya pasado un periodo mínimo de cinco años.

Por su parte, los promotores podrán vender PEPP en distintos estados miembros. De esta forma pueden poner en común activos con mayor eficacia y llegar a consumidores de todo el bloque comunitario.

Reacciones al PEPP

El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Servicios Financieros, Valdis Dombrovskis, celebró el acuerdo: “Un importante primer paso hacia un mercado paneuropeo de productos personales de pensiones”, publicó en Twitter.

En cambio, el eurodiputado de Catalunya en Comú, Ernest Urtasun, que votó en contra, señaló que ésta se enmarca dentro de una “estrategia generalizada” de promover los planes privados “como forma de reducir los gastos públicos en pensiones. Los esquemas privados en ningún caso deber ser substitutivos del sistema público y en consecuencia no debe ser promovido desde los poderes públicos. Y menos aún pedir incentivos fiscales”.

La eurodiputada de BNG, Ana Miranda, también se mostró critica porque, a su juicio, beneficiará a las rentas más altas y supondrá “una notable pérdida de ingresos públicos” que se podrían destinar a políticas sociales: creación de empleo, ayudas a los más desfavorecidos y a la dependencia.

Para terminar, Nicolas Jeanmart, jefe de seguros personales, seguros generales y macroeconomía de Insurance Europe, puntualizó: «Es demasiado pronto para predecir si los consumidores estarán interesados ​​en comprar un PEPP, por lo que aún no se conoce su impacto en los niveles de ahorro de las pensiones individuales en Europa».