perspectivas sector asegurador 2019

Mercado

ICEA prevé para 2019 un crecimiento de no vida de un 3.3%, dato que superaría al PIB

  Redacción / 23 de enero de 2019

La estimación de crecimiento para no vida se coloca en un 3.3% para el presente 2019. Un dato que muestra una “pequeña desaceleración, pero que se coloca por encima del PIB y que es extensible a todas las ramas”, vaticinó José Antonio Sánchez, director general de ICEA, en la presentación de las ‘Perspectivas del seguro y la economía para el año 2019’.

En lo que respecta a las perspectivas para los próximos dos o tres años “seguimos viendo crecimiento en no vida, por encima del PIB”. Aunque hay que tener presente que la desaceleración económica influirá ralentizando también esta rama.

En relación con vida, la esperanza de Sánchez radica en el repunte de los tipos de interés y consecuencia inmediata en el crecimiento de ésta. Lo que implica que se deberá seguir trabajando “duro” para mantener los márgenes en la parte de resultados, pues, aunque el sector lo está haciendo bien, es posible que se sigan estrechando.

Previsiones a largo plazo

Hasta 2007, no vida crecía muy por encima del PIB. Desde ese año, “básicamente” el comportamiento de no vida sigue al del PIB. Esto nos indica que el crecimiento de esta rama estará ligado al de la economía y que, por tanto, al aumento de población y de producción español. No obstante, la senda es que España, en el 2060, habrá perdido un 12% de su población. Por tanto, señala Sánchez se debe producir un cambio en el sistema productivo o el crecimiento en no vida se reducirá.

Por su parte, vida estará fuertemente influido por el envejecimiento de la población, debido a la reducción de la tasa de natalidad y al aumento de la esperanza de vida. Lo que a implica que habrá más gastos en pensiones y sanidad. Es decir, se reducirá la pensión pública y la actual tasa de sustitución, que ronda el 80%, en 30 años pasará a ser un 50%. Por tanto, “vamos a tener que ahorrar si queremos llevar a una jubilación con unas condiciones similares a las que tenemos cuando trabajamos”.

Planes de futuro

Teniendo en cuenta las previsiones realizadas por ICEA y expuestas por su director, Sánchez quiso señalar, las que él cree serán las cuatro líneas de trabajo futuro:

  1. Enfocarse en ramas con más sentido, es decir, que presenten más posibilidad de siniestralidad.
  2. Plantearse la posibilidad de planes de suscripción, para que el cliente pueda contratar «x» cobertura en «x» tiempo de forma rápida y sencilla.
  3. Centrarse en que el siniestro no llegue a producirse, dejando de lado el qué hacer cuando ocurra.
  4. Trabajar en la creación de nuevas redes de distribución, que incluyan nuevos roles y que estén más especializados.

Datos de 2018

Previamente a la presentación de las previsiones para el presente 2019, Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, presentó los datos que se extraen del sector asegurador en 2018. En cifras destacan, a nivel genérico, los 64.282 millones de euros de ingresos, lo que supone un 1.34% más que en el 2017. Por ramas, no vida facturó 35.368 millones y vida los 28.914 restantes. Puedes consultar todos los datos en ‘El sector asegurador creció en 2018 “moderada y sólidamente”: un 1,34%’.

Concentración

Sánchez dedicó una especial mención a la concentración en el sector asegurador. Pues ésta es una de sus principales características, tal es así que “no ha existido variación en el 2018”. Las cifras así lo demuestran, si lo separamos por ramas: los diez primeros grupos controlan el 64.5% del mercado de no vida, el 83.3% de salud, el 73.5% en multirriesgo, el 85.7% en automóviles y el 74.8% en vida. Datos que, con respecto al año recién acabado, no muestran cambios significativos, el único más destacable sería el aumento en 0.4p.p. en no vida.

No obstante, en la última década, sí ha aumentado la cuota, pero no de forma orgánica, puntualizó Sánchez, si no por la concentración por compra. Este número se traduce en que el 10% de las entidades poseen el 66% de los beneficios técnicos del sector, a pesar de controlar sólo el 52% de las primas.