Coste sepelios en España

Negocio

Un 40% de los sepelios supera el coste previsto

  Redacción / 28 de marzo de 2019

La muerte, en cuanto a cuantía, no es la misma en todas partes. En concreto, las provincias donde resulta más caro fallecer son, por este orden, Gerona, Madrid y Barcelona, señala el estudio ‘¿Quién paga más por la muerte en España?’, realizado por UNESPA.

Al analizar 216.404 sepelios, el 80% del total, ocurridos a lo largo del ejercicio pasado se aprecia que la industria aseguradora es un actor de referencia en el sector funerario nacional: se hace cargo del 63% de los enterramientos e incineraciones del país cada año.

Sepelios y su coste, por zonas provincias españolas

  • Fallecer en Gerona cuesta un 29,2% más que en el conjunto de España. Otras provincias con diferenciales destacados son Madrid (27,4%), Barcelona (20,8%), Lérida (19,4%) y Huesca (15,7%).
  • Por el contrario, las provincias menos caras son Zamora (-39,7%), Santa Cruz de Tenerife (-36,2%), Palencia (-29,7%), Soria (-27,1%) y Cuenca (-26%), en ese orden. A estas se suman, además, las dos ciudades autónomas.

Sin embargo, si se observan los datos de los municipios españoles que rebasan los 250.000 habitantes, los más caros son Madrid, Vigo y Valencia.  En el lado contrario de la balanza están las localidades grandes donde un entierro cuesta menos que en el conjunto de país: Bilbao, Murcia, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba y Málaga.

Traslados y repatriaciones

El traslado de un cadáver dentro el territorio nacional conlleva, habitualmente, el pago de 424 euros. En cambio, repatriar es sensiblemente más costoso: el coste mediano es de 5.987 euros.

Suma asegurada y coste real del sepelio

El estudio también repasa qué supone para las aseguradoras económicamente cada sepelio. Hemos de tener en cuenta que, en el seguro de decesos, la suma asegurada se identifica con el coste esperado del sepelio.

Los datos indican que algo menos del 44% de los percances del seguro de decesos se queda por debajo del coste teórico del evento. En estos casos, la aseguradora reembolsa la diferencia a sus clientes hasta alcanzar la suma asegurada. Por otra parte, se sitúa otro 16% de sepelios cuyo coste se coloca exactamente en el nivel cubierto.

En el 40% restante los costes rebasan lo previsto por la aseguradora en un principio. Tanto si el sepelio se sitúa dentro de los márgenes esperados por la entidad como si los rebasa, la aseguradora corre con el coste de todos los servicios especificados en el contrato.