Mercado

Los siniestros en multirriesgo de comercio crecieron, en 2018, más que las primas

  Redacción / 23 de enero de 2019

Para comprender qué ha pasado en el pasado 2018 con los seguros multirriesgo, José Manuel Inchausti, CEO territorial de Mapfre Iberia, analizó lo ocurrido en la última década. La evolución del sector debe analizarse desde los datos aportados por el segmento de particulares (hogar y comunidades) y el de empresas (comercio industrial). El primero se salda con una puntuación media del 3.2%, mientras que el segundo se queda en cifra negativa -1.6%. Lo que a nivel de década deja una media del 1.7%.

Centrándose en los datos de 2018 del sector, presentados por ICEA en la jornada ‘Perspectivas del seguro y la economía para el año 2019’, Inchausti resaltó como las cifras contrastan con las de la década. Pues particulares ha crecido hasta el 4%, mientras que empresas logra el 5.8%. No obstante, dentro del ramo empresarial, hogar supone el 60% (53% en 2017) del negocio y empresas el 26% (34% en 2017). Estos números recopilados en el 2018 se deben, explicó el CEO a que en el periodo 2012-18 se han vendido más viviendas y a que el número de empresas activas ha sido el mismo, sin variaciones notables, en ese periodo.

Pasando a las cuentas técnicas, se ha de tener presente que hasta 2016 la cifra era 13.6%. Pero desde este mismo año, la cifra bajó hasta el 5.8%. Lo que en palabras de Inchausti se debe al aumento de siniestros y de gastos, alcanzó en hogar un ratio combinado del 94.6% y en comercio superó el 104.6%. Siendo este último un dato “no demasiado sostenible”, puesto que “los siniestros crecen más que las primas”, marcando así una tendencia “no muy buena”.

Desafíos para el sector multirriesgo

Inchausti cerró su ponencia señalando cuáles son los seis desafíos que, en su opinión, debe afrontar el sector multirriesgo.

  • El primero es la simplificación de los procesos, tanto en la contratación, uso de la tecnología y la conectividad digital de los clientes.
  • La producción y excelencia sería la siguiente tarea pendiente, ya sea creando modelos avanzados de tarifas, de retención o con la colaboración con las insurtech.
  • Pasando a la distribución, el CEO apostaría por la producción específica y por la sinergia entre los canales tradicionales y el mundo digital.
  • El servicio postventa sería el siguiente desafío y éste debería centrarse en la solución ágil de los siniestros con peritaciones virtuales y con información continúa al asegurado.
  • Como penúltimo, Inchausti señal la rentabilidad analizando para ello los perfiles de clientes, el efecto climático y las políticas de suscripción y control de gastos.
  • El último desafío serían los riesgos emergentes, por ejemplo, los ataques cibernéticos, la protección de datos y el medioambiente.