Mercado

22.000 bienes patrimoniales se convierten en rentas vitalicias

  Redacción / 30 de agosto de 2018

A cierre de junio de este año, 22.144 personas mayores de 65 años han transformaron el dinero logrado con la venta de algún elemento patrimonial (una segunda vivienda, fondos de inversión, acciones, etc.) en una fuente garantizada de ingresos de por vida. Estas personas se acogieron a las ventajas fiscales que se establecieron para este producto a raíz de la última reforma del IRPF. Estas rentas vitalicias acumulan un volumen de ahorro bajo gestión de 1.977 millones de euros.

Según Unespa, a partir de los datos recopilados por ICEA, al término del primer semestre del año, las aseguradoras velaban por 229.397 millones de euros de sus clientes, lo que supone un incremento interanual del 2,69%. De ellos, 186.499 millones corresponden a productos de seguro, un 2,55% más; mientras que los 42.898 millones restantes constituyen el patrimonio de los planes de pensiones cuya gestión acometen entidades del sector, y que suponen un 3,26% más que en el mismo periodo de 2017.

Así, las rentas vitalicias y temporales constituyen el producto más relevante en términos de ahorro gestionado, acumulando unas provisiones técnicas de 88.058 millones de euros, un 1,62% más que un año atrás.

Por otra parte, destaca el repunte del 34,87% interanual de los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP), cuyas pólizas, conocidas como Planes de Ahorro 5, gestionaban 3.486 millones a término del semestre.

En cuanto a los planes individuales de ahorro sistemático o PIAS, alcanzaron los 12.804 millones, lo que supone un aumento interanual del 12,84%; mientras, los capitales diferidos registraron un repunte del 1,335%, acumulando 49.020 millones de euros.