Negocio

AEMES recopila las principales novedades legislativas para autónomos

  Redacción / 16 de abril de 2020

El departamento jurídico de la Asociación Empresarial de Mediadores de Seguros (AEMES) ha hecho una recopilación de todas las novedades legislativas para los autónomos, a raíz la crisis de la COVID-19. En este recopilatorio, reúne los principales temas que preocupan a los autónomos desde la declaración del Astado de Alarma.

Cese de la actividad

El artículo 17 del Real Decreto regula la Prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores autónomos afectados por la declaración del estado de alarma. Para poder tener derecho a esta prestación se exige el cumplimiento de diversos requisitos como acreditar una reducción de la facturación, estar al corriente de las cuotas o estar de alta en la fecha de la declaración del Estado de Alarma.

Se puede solicitar el cese de actividad tanto por causas de fuerza mayor (obligadas a cerrar conforme al Real Decreto 463/2020) o por causas económicas (que son las únicas que podrán alegarse en el sector de la Mediación de Seguros Privados).

Si es por causas económicas, el procedimiento de solicitud  se debe presentar a la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social. La prestación tendrá una duración inicial de un mes, o hasta el último día del mes en que finalice el estado de alarma. La cuantía será del 70% de la base reguladora (cotización de 12 meses anteriores). Cuando no se acredite el periodo mínimo de cotización la cuantía de la prestación será equivalente al 70% de la base mínima de cotización en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.

La prestación será compatible con aquellas prestaciones de seguridad social que el trabajador autónomo ya viniera percibiendo y fuera compatible con el desempeño de la actividad que viniera desarrollando.

Aplazamiento para el pago de impuestos

Las personas físicas o las entidades con volumen de operaciones inferiores a seis millones de euros en 2019, podrán solicitar un aplazamiento en el pago de sus impuestos, de hasta 30.000 euros. El aplazamiento puede solicitarse hasta el 30 de mayo y tiene una duración de 6 meses y un periodo de carencia de tres meses.

Para solicitar el aplazamiento el trabajador debe presentar la autoliquidación por los procedimientos habituales, en la que figuren las cantidades a ingresar que el contribuyente quiere aplazar, marcando la opción “reconocimiento de deuda”. Luego habrá que presentar la solicitud dentro del apartado de aplazamientos de la sede electrónica de la AEAT y rellenar los campos.

Peculiaridades respecto a los siguientes campos:

  • Tipo de garantías ofrecidas: hay que marcar opción “exención”.
  • Propuesta de plazos; número de plazos: incorporar número “1”
  • Periodicidad: marcar la opción “no procede”
  • Fecha primer plazo: incorporar la fecha correspondiente a contar un periodo de 6 meses desde la fecha de fin de plazo ordinario de presentación de la autoliquidación
  • Motivo de la solicitud: Incluir expresión “aplazamiento RDL”

Moratoria en la deuda arrendaticia

Se establecen medidas para permitir la moratoria de la deuda del arrendamiento de vivienda habitual para aquellos inquilinos que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica, a causa del COVID-19. Los requisitos que se deben cumplir son:

  • Que la persona que esté obligada a pagar el alquiler pase a estar en situación de desempleo, se haya visto afectado por en ERTE, o haya reducido su jornada. Para el caso de ser empresario, otras circunstancias similares que supongan una pérdida sustancial de ingresos, no alcanzando en el mes anterior a la solicitud de la moratoria los siguientes importes:
    • El límite de tres veces el IPREM: 645,80 euros. Este límite se incrementará 164,58 eruos por cada hijo a cargo y en el caso de familias monoparentales se incrementará en 246,87 euros por cada hijo a cargo.
    • En caso de que algún miembro de la unidad familiar tenga declarada discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto será de 322,40 euros, sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.
    • En el caso de que la persona obligada a pagar la renta arrendaticia sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental, o con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%, o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 65%, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral, el límite será de 903 euros.
  • Que la renta del alquiler más los gastos de suministros básicos (electricidad, gas, agua corriente, servicios de telecomunicación, contribuciones a la comunidad de propietarios, etc.), resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

Para acreditar el cumplimiento de estos requisitos, será necesario aportar un certificado expedido por la entidad gestora o, para los autónomos, de la  Agencia Estatal de la Administración Tributaria, en la que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo. También acreditar el número de personas que habitan en la vivienda habitual.

Moratoria en el pago de la hipoteca

El Real Decreto-Ley 11/2020 extiende la aplicación de la moratoria de deuda hipotecaria a los autónomos, empresarios y profesionales respecto de los inmuebles afectos a su actividad económica. También a las personas físicas que tengan arrendados inmuebles por los que no perciban la renta arrendaticia en aplicación de las medidas en favor de los arrendatarios como consecuencia del estado de alarma.

La moratoria se aplicará a los contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria, debiendo encontrarse el deudor en situación de vulnerabilidad económica (desempleo o pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas).

Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, las siguientes cantidades establecidas en la moratoria arrendataria.

La moratoria supondrá la suspensión del pago de la deuda hipotecaria durante el plazo acordado con la entidad bancaria, con el límite máximo de 3 meses.

Moratoria de contratos de crédito sin garantía hipotecaria

Se amplía el alcance de las moratorias hipotecarias a los créditos y préstamos no hipotecarios que mantengan las personas en situación de vulnerabilidad, incluyendo los créditos al consumo. Se deberán solicitar a la entidad bancaria, hasta un mes después del fin de la vigencia del estado de alarma.

Al igual que la moratoria en las hipotecas, la suspensión será de hasta tres meses.

Moratorias excepcionales en el pago de las cotizaciones a la seguridad social

El Periodo de Devengo en el caso de empresas sería el comprendido entre abril y junio de 2020, mientras que en el caso de los autónomos sería el comprendido entre mayo y julio de 2020. Y, en este ámbito, se permite que empresas y autónomos que no tengan en vigor aplazamiento de pago de deudas con la Seguridad Social puedan solicitar el aplazamiento del pago de sus deudas con la Seguridad Social, que deban ingresar entre los meses de abril y junio de 2020, con la rebaja sustancial del tipo de interés exigido que se fija en el 0,5%.

Por otro lado, se recoge que aquellos autónomos que hayan suspendido su actividad y pasen a percibir la prestación por cese de actividad y que no hayan ingresado en plazo las cotizaciones sociales correspondientes a los días efectivamente trabajados del mes de marzo, podrán abonarlas fuera de plazo sin recargo.

Además, para los casos de suspensión de la actividad, no será objeto de recargo la cotización correspondiente a los días de actividad en el mes de marzo de 2020 no cubiertos por la prestación regulada en este artículo, que no fuera abonada dentro del plazo reglamentario de ingreso.

La Seguridad Social comunicará su decisión sobre la moratoria en el plazo máximo de 3 meses, si bien se considerará realizada la comunicación con la efectiva aplicación de la moratoria en las liquidaciones que se practiquen a partir del momento en que se presente la solicitud.

Flexibilización en materia de suministros para pymes y autónomos

De manera excepcional y mientras dure el estado de urgencia, se permite a los autónomos y empresas que puedan suspender temporalmente sus contratos de suministros o modificar sus modalidades de contratos sin penalización. asimismo, se les posibilita el cambio de peaje de acceso y el ajuste de la potencia contratada al alza o a la baja, sin coste alguno. Una vez concluido el estado de alarma, se les vuelve a permitir una nueva modificación sin coste ni penalización.

Para acceder al recopilatorio completo, aquí