Mala praxis profesional

Agente condenado a tres años por estafa

  Redacción / 26 de julio de 2021

Un agente de seguros de la provincia de Valladolid ha sido condenado por la Audiencia Provincial a tres años de cárcel y una multa de 2.160 euros por un delito continuado de estafa y otro de falsedad en documento mercantil al ofrecer a un cliente un producto ficticio en forma de fondo de inversión.

La Audiencia considera a la compañía de seguros responsable subsidiaria teniendo en cuenta que los hechos se han desarrollado en el marco de la actividad que prestaba el agente y que la aseguradora no detectó, a pesar de estar facultada para ello mediante el contrato de agencia.

Los hechos se produjeron en la localidad vallisoletana de Boecillo, entre 2012 y 2013. Durante ese período el cliente entregó 195.000 euros en diversos pagos con destino al fondo propuesto. El agente no contrató fondo alguno e incorporó el dinero a su propio patrimonio.

Para el Consejo General de Mediadores, a pesar de ser casos aislados y absolutamente minoritarios, exigen que se traten con el máximo rigor porque afectan a la reputación de toda la profesión. El Consejo, “como corporación de derecho público, está obligada a velar por el buen ejercicio profesional, independientemente de si son agentes, corredores, entidades o banca seguros”.

El pasado mes de marzo, el Colegio de Jaén se personó en la causa abierta contra un agente de seguros que presuntamente estafó a más de 130 personas; y hace dos meses el Colegio de Zaragoza respaldó pública y económicamente a un cliente que demandó al Banco Sabadell por malas prácticas en la contratación de un seguro.