CECAS

CECAS: recortar la formación en seguros un 40% menoscaba la profesión

  • Javier Barberá advierte de que supondrá un descenso en la exigencia formativa, tanto en duración de los cursos como en contenidos y será contraproducente para la profesión

  Redacción / 16 de diciembre de 2020

La rebaja sustancial de la formación inicial para el corredor de 500 a 300 horas lectivas que contempla el reglamento de la IDD (Directiva de Distribución de Seguros) supondrá, en opinión del presidente de CECAS, Javier Barberá, un “menoscabo en el nivel formativo de los profesionales de la mediación”.

Desde la Escuela de Negocios de Seguros señalan además otros aspectos nocivos de la Ley como la desaparición de las pruebas de aptitud, «un sistema propio del mercado español, que ha funcionado perfectamente durante años, mucho más democrático y barato al permitir el acceso por libre a la titulación y que fomenta la colaboración entre la Administración y los colegios de mediadores como corporaciones de derecho público, garantía de neutralidad», explica Barberá.

La IDD, cuyo reglamento está pendiente de tramitación, deja que cada centro establezca el nivel de exigencia, calidad y preparación del profesorado que considere, no fijando unos criterios mínimos. Según CECAS, esta circunstancia no ayuda a aumentar el nivel formativo general de las titulaciones habilitantes para ejercer la profesión. «Cumplir sólo los planes que establece la DGS, sin atender a la calidad ni a la forma, es una dejación de funciones en un asunto tan delicado». El presidente de CECAS, afirma que «siempre hemos trabajado para elevar la formación creando nuestro propio material didáctico y contando con docentes de prestigio. A partir de ahora parece que lo importante no es formar adecuadamente, sino conseguir un aprobado y al menor precio”

CECAS ha remitido un documento a los miembros de la comisión de economía del Congreso para que se tengan en cuenta todos estos aspectos en el desarrollo reglamentario pendiente, “con el fin de mejorar una Ley que, en su conjunto considera positiva, «al establecer la formación obligatoria para todos aquellos individuos que participen en la distribución de seguros incluidos en las entidades aseguradoras y que protege al consumidor de seguros».