Consejo General ante las fusiones bancarias anunciadas

El Consejo General de Mediadores de Seguros intensificará la vigilancia sobre las prácticas de la banca en la comercialización de seguros

  • Tres de cada cinco créditos/hipotecas firmados en España estarían contratados con uno de los cuatro grandes grupos que anuncian fusionarse.

  • El 59% de los usuarios con un crédito o hipoteca asegura que el banco les exigió contratar un seguro para formalizar la concesión del préstamo.

  • El Consejo General está estudiando la puesta en marcha de una línea de comunicación directa para clientes de seguros que se consideren afectados por mala praxis bancaria.

  Redacción / 26 de noviembre de 2020

El Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros anuncia que intensificará la vigilancia sobre la práctica en la comercialización de seguros llevada a cabo por la banca, alertado por las consecuencias que pueden tener para el consumidor las recientes fusiones bancarias anunciadas en las últimas semanas.

La fusión entre Bankia y La Caixa, y las primeras negociaciones entre BBVA y Banco Sabadell dejan al descubierto al seguro y, en consecuencia, a los clientes que han adquirido sus pólizas a través de estas entidades.

Las principales conclusiones del estudio sobre la contratación de seguros vinculados a hipotecas y préstamos llevado a cabo por el Consejo General de Mediadores de Seguros en colaboración con la Escuela de Negocios de Seguros – CECAS y la empresa de investigación de mercados GAD3, revelan que tres de cada cinco créditos/hipotecas quedarían sujetas a uno de los dos grandes grupos resultantes, si finalmente se confirma la fusión entre el BBVA y Banco Sabadell.

Una realidad que preocupa al Consejo General de Mediadores de Seguros ya que reduce las opciones del cliente a la hora de escoger entidad para la contratación de crédito y, por lo tanto, se puede acentuar la mala praxis de la banca que, aprovechándose de la escasa información que se facilita a los usuarios y consumidores, sigue vinculando la contratación de seguros a la concesión de los préstamos e hipotecas.

Según el citado estudio, el 59% de los encuestados que solicitaron un crédito afirma que el banco les exigió como condición necesaria para formalizar la concesión del préstamo la contratación de un seguro. Un seguro que, además, en muchas ocasiones, poco o nada tiene que ver con el crédito y generalmente tiene un precio muy por encima de la media del mercado. La prima media de una póliza contratada en una entidad es un 79% superior al de las aseguradoras y, además, en muchas ocasiones, se ofrecen unas coberturas que poco tienen que ver con sus necesidades reales.

Esta situación es especialmente grave al comprobar que el 75% de los clientes sigue durante toda o gran parte de la vida del crédito con el mismo seguro con el perjuicio económico que esto supone.

La fusión bancaria no influirá en el seguro ya contratado que mantendrá sus condiciones. Sin embargo, el cliente se verá afectado negativamente porque tendrá menos opciones de negociar sus vinculaciones bancarias.

Velar por los derechos del cliente

Actualmente, la vinculación de los seguros a los productos financieros es una práctica habitual en la banca, llegando a incumplir hasta tres leyes: la Ley General de Defensa de los consumidores y usuarios, la Ley de Distribución de Seguros, y la Ley de Defensa de la Competencia.

El Consejo General se compromete a continuar velando por los intereses de los usuarios de seguros y para ello seguirá vigilando y persiguiendo a las entidades que incumplan la normativa; y exige a las autoridades una mayor implicación para perseguir estas actuaciones ilícitas que “chantajean” al cliente en la contratación de seguros.

El presidente del Consejo General, Reinerio Sarasúa, recuerda que la institución y todos los colegios provinciales abogan siempre porque el cliente se asesore con un mediador, ya sea un agente o un corredor de seguros, sobre la contratación de productos aseguradores. «Un mediador colegiado –asegura– velará siempre por los intereses del cliente y le asesorará sobre sus derechos. Los mediadores colegiados estamos comprometidos con el código deontológico que marca nuestra labor profesional», apunta.

El Consejo General está estudiando la puesta en marcha de una línea de comunicación directa para que todos aquellos usuarios que a título personal se consideren perjudicados por esta práctica bancaria puedan comentar su caso particular y orientarles, si fuera el caso, para presentar denuncia ante los tribunales. Son varios los Colegios que han conseguido importantes sentencias judiciales que condenan a la banca por mala praxis en la comercialización de seguros.