Colegios

El Colegio de Asturias y RALARSA renuevan su acuerdo de colaboración

  Redacción / 21 de febrero de 2020

El presidente del Colegio de Mediadores de Seguros del Principado de Asturias, Reinerio A. Sarasúa Serrano, y el director Comercial de RALARSA, Ricard Benasco Serrano, ratificaron en reunión mantenida recientemente en la sede colegial la renovación del convenio de colaboración entre ambas entidades.

Gracias a este acuerdo, la organización colegial asturiana cuenta con el apoyo de la empresa especialista en cristalería del automóvil para la puesta en marcha de iniciativas y actividades encaminadas a promover e impulsar la formación de los mediadores de seguros en todos sus ámbitos de actuación; y colaborar tan ampliamente como le sea posible con el resto de acciones que persigan esta misma finalidad. Muestra de este compromiso con la profesión y el Colegio, en 2019 RALARSA amplió esta colaboración sumándose al patrocinio del I Encuentro de Agentes de Seguros – Asturias.

A la firma del convenio de colaboración acudió también la nueva responsable comercial Zona Asturias de RALARSA, Susana Fernández. Durante el encuentro, Ricard Benasco valoró positivamente la reforma llevada a cabo en el salón de actos, para adaptarlo y equiparlo a las nuevas necesidades. Un espacio, ahora, diáfano, flexible, versátil y funcional destinado para uso de las diferentes actividades formativas e informativas que se desarrollan en el Colegio.

El objetivo del Colegio para 2020 es profundizar en los proyectos de formación e información que ya están en marcha y están teniendo una buena acogida entre los colegiados, «pero también queremos buscar nuevas acciones que incluyan otros aspectos relacionados con la profesión que contribuyan a poner en valor al mediador como figura clave en nuestro sector y en la sociedad», apuntó Reinerio Sarasúa.

Por su parte, Ricard Benasco señaló la importancia que representa para Ralarsa esta colaboración y poder mantener una relación tan estrecha con el colectivo de mediadores en la zona. «La proximidad de ambas instituciones redunda en un mayor y más efectivo servicio al asegurado en un momento en el que, cada vez más, la luna es un elemento activo en la seguridad de la conducción. Entre otros elementos del sistema ADAS de ayuda activa a la conducción, la luna incorpora las cámaras de control de carril», apuntó. «Estos elementos requieren de la especialización y formación de los técnicos y las dotaciones correspondientes. Todos nuestros centros disponen actualmente de los equipos necesarios para ofrecer el servicio integral de reparación y sustitución de lunas así como la calibración de las mismas», afirmó.