Colegios

El Colegio de Valencia considera imprescindible asegurar los vehículos de movilidad personal

  Redacción / 12 de septiembre de 2018

El Colegio de Mediadores de Seguros de Valencia, conscientes del aumento del uso de todo tipo de vehículos de movilidad personal, como las bicicletas, los patinetes y cualquier otro vehículo de este tipo que pueda desarrollarse en el futuro, ha declarado su interés en participar en el debate que se está produciendo entre las autoridades sobre la regulación de su uso y cuál debe ser el papel del seguro en este aspecto.

En esta línea, el Colegio destaca la importancia de regular la circulación de estos transportes, pero también la “adopción de garantías para el usuario y el resto de la sociedad para que podamos compartir un espacio común”, así como diferenciar entre el usuario particular de la empresa de alquiler del vehículo. Así, la institución colegial valenciana recuerda que, de momento, no es obligatoria la contratación de un seguro, salvo que sea una empresa de alquiler o que se vaya a utilizar para fines económicos lucrativos, aunque considera recomendable su contratación en el caso de un uso particular.

Según indica el Colegio, la empresa de alquiler debería tener contratado un seguro de accidentes para los usuarios y de Responsabilidad Civil General de la actividad, porque entre sus cometidos están los de reparar, cargar baterías, etc., además de una RC obligatoria de circulación para cada vehículo, ya sea individual o colectivo (flota). Mientras que, en el caso de un usuario particular, y a falta de que la DGT legisle con mayor precisión, la Responsabilidad Civil familiar daría cobertura frente a terceros y, en caso de caída, la cobertura no sería tratada de accidente de tráfico. En algunos casos y en ciertas compañías, el Seguro de Hogar cubre a los dueños de bicicletas y patinetes que lo han suscrito, pero otras compañías ofrecen seguros específicos independientes del hogar. Pero, recuerda la institución, no todos los usuarios tienen estas pólizas.

Ante esta situación, el Colegio de Valencia considera necesario informar a los usuarios de los riesgos personales y de patrimonio a los que se exponen si no tienen seguro de RC y un seguro de accidentes personal y, por tanto, debería debatirse la obligatoriedad de tener un seguro e incluso la adopción de placas identificativas para este tipo de vehículos, que faciliten el establecimiento de responsabilidades.