Gecose-colegio-bcn

Colegios

Gecose entra a formar parte de la Fundació Auditorium del Colegio de Barcelona

  Redacción / 17 de julio de 2020

Gecose Software es la nueva empresa colaboradora de la Fundació Auditorium del Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona. Joan Benet, CEO de Gecose Software, y Francesc Santasusana, presidente del Col·legi y de la Fundación Auditorium, firmaron el miércoles 15 de julio el acuerdo por el que la tecnológica apoyará las actividades de formación de los mediadores barceloneses.

Benet aseguró que “hace tiempo que queríamos participar en la Fundación Auditorium, que desarrolla una labor fundamental para el futuro de los profesionales de la mediación”. El responsable de Gecose Software aseguró que “la formación, entre otras virtudes, permite explotar al máximo las posibilidades que nos ofrece la tecnología”.

El directivo de Gecose recordó que “siempre hemos estado muy cerca del Col·legi y hemos colaborado en muchas iniciativas, pero nuestra intención es estrechar más esos lazos porqué pensamos que la labor de los colegios es esencial para los profesionales de la mediación”.

Benet explicó que su empresa se encuentra en una fase de expansión “con el lanzamiento de un nuevo producto, Fast360, que es el fruto de tres años de I+D y de escuchar a la mediación sobre los retos y las necesidades que plantea la digitalización”.

Por su parte, Francesc Santasusana agradeció a Gecose Software “su decisión de apoyar las actividades que desarrollamos desde la Fundació Auditorium y el Col·legi”. El presidente manifestó que “la labor que desarrollan las empresas tecnológicas es fundamental para el desarrollo de la mediación”.  Santasusana aseguró que “en estos momentos el apoyo de las empresas del sector es el mejor síntoma de la capacidad y la fortaleza del sector asegurador para afrontar esta etapa tras el impacto de la pandemia”.

En el acto de la firma, que se celebró en la sede del Col·legi, se extremaron las medidas de protección ante la amenaza de la Covid-19. Tanto Benet como Santasusana llevaron siempre puesta la mascara y sustituyeron la tradicional encajada de manos por un saludo con los codos como establece el protocolo sanitario.