Consejo General

Los mediadores advierten de que gran parte de los daños climatológicos son previsibles

  Redacción / 3 de septiembre de 2021

Un alto porcentaje de los daños producidos por los fuertes temporales de lluvia e inundaciones son previsibles y, en muchos casos, susceptibles de minimizarse o evitarse según el Consejo General de Mediadores de Seguros.

Para los mediadores, los actuales modelos predictivos han mejorado extraordinariamente en los últimos años, permitiendo establecer mapas de riesgo detallados, en muchos casos incluso llegando al detalle de calles y zonas.

Además, en España ya hay numerosos estudios científicos que detallan las áreas que estarían afectadas por inundaciones en un rango de años suficientemente amplio para que las administraciones adopten medidas como denegar permisos de construcción, modificar planes urbanísticos o prevenir daños a instalaciones mediante la construcción de defensas.

Entre los informes más importantes está el elaborado por el Consejo General de Mediadores, a través de su escuela de negocios CECAS, junto al Observatorio de Sostenibilidad. Bajo el título “Población en riesgo de Inundación en España en la franja de los primeros 10 kilómetros de costa” el estudio aporta datos fundamentales y detallados, sobre ciudades, pueblos y superficies artificiales que pueden resultar perjudicados en España por riesgo real de inundación.

La investigación advierte, por ejemplo, que la Comunidad Valenciana, seguida de Cataluña y Andalucía, son las zonas que presentan mayor riesgo y de que las superficies artificiales damnificadas por las aguas podrían llegar a 27.000 hectáreas afectando a 977.000 habitantes. La provincia con mayor exposición para la población en términos absolutos es Valencia con 250.000 habitantes, seguida de Barcelona y Girona.

Entre las principales recomendaciones que proponen los mediadores se incluye desde una etiqueta para todas las edificaciones, a la inclusión de la necesidad de conocer la inundabilidad cada vez que exista una compra o venta de una casa, o las soluciones basadas en la naturaleza para reducir los riesgos de las poblaciones más expuestas.

Además, desde el Consejo General se incide en la importancia de aumentar la información a los ciudadanos sobre las viviendas y construcciones ya existentes, además de la importancia del riesgo de inundación en los planes urbanísticos, “especialmente en un contexto como el actual, en que todo apunta al incremento de los episodios meteorológicos extremos, como consecuencia del cambio climático”, señala Javier Barberá, presidente del Consejo General de Mediadores.

“Este tipo de estudios, cada vez más concisos y detallados, son fundamentales para las administraciones al contar con una información muy detallada. También son imprescindibles para los corredores y agentes de seguros, al mejorar el asesoramiento de los clientes a la hora de contratar una póliza que se ajuste lo mejor posible a su nivel de riesgo” añade Barberá.

Aunque las administraciones han mejorado mucho en sensibilidad y prevención, el escepticismo y la falta de recursos siguen siendo os principales obstáculos que enfrentan los responsables políticos a la hora de tomar decisiones en este campo.

Desde la mediación se recuerda “la conveniencia de una mejor gestión de las alertas meteorológicas y la existencia de una mayor actividad aseguradora en la prevención que contribuya a minimizar en lo posible los efectos de los desastres naturales”. La última DANA que afectó al levante español provocó daños de más de 435 millones de euros.

Los riesgos climáticos también han supuesto un gran reto para el sector de la mediación. La complejidad de los posibles siniestros, sus múltiples implicaciones, la combinación de daños o la rapidez de reintegrar el daño provocado exige un alto nivel de conocimiento de las pólizas y posibilidades de aseguramiento existentes en el mercado.

El mediador de seguros, por su experiencia en gestión de siniestros, es la mejor vía para identificar riesgos, obtener la prima más adecuada a cada situación y canalizar el cobro de las indemnizaciones.