Curso email Marketing

Colegios

Los mediadores colegiados de Navarra reconocen un descenso en la producción de nuevas pólizas

  Redacción / 15 de abril de 2020

La crisis sanitaria por el Covid-19 está golpeando con fuerza a todos los sectores y sus consecuencias se empiezan a notar en la mediación de seguros. Desde que el pasado 14 de marzo el Gobierno de España decretara el estado de alarma, la incertidumbre se ha extendido entre los colegiados de Navarra.

Aunque las verdaderas secuelas se conocerán más adelante, hay síntomas que revelan que la situación será dura y compleja en la mediación de seguros a corto y medio plazo. Así lo perciben ya algunos colegiados de la Comunidad Foral, como Carlos Alonso, de Alme Correduría de Seguros: “Hay una reducción de la producción de nuevas pólizas y a lo largo del año se producirán anulaciones de cartera por cierres de actividad”.

Los datos certifican este mal augurio de Alonso. Según el multitarificador Avant2, el número de pólizas contratadas han ido cayendo semana tras semana. En el caso concreto de Navarra se han desplomado casi un 40%. Del 2 al 8 de marzo antes del estado de alarma ̶los equipos de Avant2 contabilizaron 171 pólizas emitidas; del 30 de marzo al 5 de abril, tan solo 105. “Por precio y problemas económicos se van a producir bajas de pólizas mediadas a favor de la contratación online, aunque el producto sea peor”, cree Javier González, agente exclusivo de Pelayo Seguros.

La paralización de la actividad empresarial y, por tanto, la falta de liquidez presagia un escenario desolador. “Habrá problemas en las renovaciones de cartera porque no se puedan asumir las primas, otros deseen su demora y la mayoría su revisión”, vaticina Jesús Sarasa, de la Agencia de Seguros Zubeldia.

En este sentido, Juana Vizcaino, de CPL Servigest Aranguren SL, se muestra tajante: “A pesar de trabajar desde casa, seamos realistas: ¿qué producción nueva vamos a hacer si no salimos a la calle?”. La colegiada Saioa Romano, de Romano Correduría de Seguros, ratifica las palabras de su compañera: “Hacer nuevos clientes me parece complicado, porque no se puede estar con nadie”. Y reflexiona desde su papel de mediadora, donde el trato humano es un valor añadido de la profesión: “Los recibos impagados aumentan y hay que gestionarlos de forma más delicada, porque no sabes en qué situación se encuentra la persona”.

Que la industria sufrirá un duro golpe y que muchas empresas cerrarán o reducirán su plantilla se da por hecho, según los expertos. Si a esto le añadimos que, “desde el punto de vista empresarial, el seguro es un coste, nos encontraremos ante la situación de que las empresas contratarán los seguros que la ley les exija”, atisba Laura Peligros, de Asesoranz, Abogados y Consultores S.L.

Sin embargo, no es la única preocupación de los colegiados navarros. Las malas praxis bancarias vuelven a estar en el centro de la diana. De hecho, el Consejo General tuvo que salir al paso después de que algunos clientes denunciaran que ciertas entidades obligaban a la contratación de un seguro en los préstamos avalados por el ICO.

Félix Suescun, corredor de seguros, no es muy optimista al respecto: “La banca, en la situación de poder que tienen frente a nosotros por la concesión de préstamos, aprovechará de nuevo la situación”.

Hay algunas voces, como la de Vizcaino, que piden, una vez más, “un mayor apoyo a nuestro sector” y que “la figura del mediador de seguros sea reconocida públicamente”. “Somos imprescindibles. Esenciales, según el Decreto10/2020. Así que espero que nos traten como tales. Pero eso sí, que no incluyan a los bancos en nuestra labor. A ellos les han facilitado avales para que otorguen préstamos y cobren intereses. ¿A nosotros qué?”, se pregunta Alonso.

Lectura positiva de la crisis

Pese a que la borrasca tardará en marcharse, algunos de los colegiados intentan sacar una lectura positiva de la crisis del Covid-19. Es el caso de Rafa Martinicorena, de GAECOR Correduría de Seguros: “La digitalización de los procesos ha avanzado más en un mes que en el último año. Y todo esto nos fuerza como mediadores a seguir el impulso de la sociedad, por lo que en este aspecto creo que puede valorarse positivamente”. Al igual que en otros sectores, Martinicorena piensa que es un buen momento para “acercarse al cliente” y “reforzar nuestra posición”: “El ciudadano va a seguir valorando el asesoramiento y el consejo profesional”.

Asimismo, Antonio Sota, agente exclusivo de Allianz, y Vicente Santesteban, de Nasabi C.S.S.L., ponen el acento en la labor que estos días está realizando el sector, haciendo uso de la profesionalidad y la empatía que caracteriza a los mediadores colegiados. Sota valora que “los clientes afianzarán la confianza con el agente o el corredor porque pienso que se les está brindando una atención y asesoramiento personalizado y humano excelente, por lo que no se sienten abandonados”. Por su parte, Santesteban cuenta que los clientes están llamando a su correduría y “agradecen nuestras explicaciones y nuestro servicio”.

Sin embargo, ante un futuro incierto, Álvaro Jaime, agente exclusivo de Mapfre, advierte que “temas como el teletrabajo, el impulso digital y la conciliación familiar son secundarios si la economía en general se ve afectada de manera grave”.