Colegios

Los mediadores gerundenses pierden en volumen de contratación, pero ganan en calidad de servicio y profesionalidad

  Redacción / 26 de octubre de 2018

El Colegio de Mediadores de Seguros de Girona ha publicado las conclusiones del estudio de mercado ‘Evolución de la intervención de los profesionales de la mediación de las empresas gerundenses – Comparativa 2010-2018’, que ha sido planteado con la perspectiva de evaluar la evolución y salud de la profesión mediador.

Del análisis muestra que las empresas gerundenses que tienen contratados seguros, la banca no figura en ninguna parte. En 2010 el 9% de los encuestados afirmaban tener los seguros en este canal de distribución, por otra parte, hay un fuerte aumento de la contratación directa en oficinas de entidad aseguradora, que pasa del 4% al 23%, en detrimento del mediador de seguros, que cae del 85% al 77%. Unos datos que indican, en opinión del Colegio, que los mediadores deben reflexionar “cómo ganarnos la confianza del empresario frente a la contratación directa de oficinas de la entidad aseguradora, algo preocupante para los mediadores”.

El documento también destaca que, en las preferencias que se tienen a la hora de contratar un seguro, a pesar de que se valore en un 82% el servicio y profesionalidad, un 18% sea el precio, dejando de lado otros factores. Es destacable, asimismo, que el servicio y profesionalidad, comparado con el 2010, pasa de un 59% a un 82%, y en cambio el precio baja de un 26% a un 18%, este dato es bastante significativo ya que indica que ha habido una evolución en la conciencia del empresario gerundense, sorprende que la proximidad/accesibilidad haya pasado de un 15% en 2010 a un resultado nulo en 2018.

El 86% de los encuestados afirma que quien conoce mejor el producto y da más garantía de servicio es el mediador de seguros, prácticamente el mismo resultado obtenido en 2010, frente a un 14% que afirma que es la oficina directa de la entidad aseguradora, mientras que la banca permanece ausente en este punto.

En cuanto al canal de distribución preferido en caso de querer contratar un seguro, tanto online como offline, los datos son iguales a las preferencias a la hora de contratar un seguro: 82% de mediadores y 18% directamente entidad aseguradora. Cabe destacar, respecto a 2010, un cambio muy importante en el tipo de mediador preferido. En 2010 los datos estaban muy igualados entre agentes y corredores de seguros, 50/48. En cambio, este 2018 los corredores son los preferidos de las empresas gerundenses por un arrollador 75%, aproximadamente, frente a un 25% de los agentes.

Por otro lado, los empresarios gerundenses son cada vez más conocedores sobre las funciones desarrolladas por un mediador de seguros. En 2010 un 32% afirmaba tener un conocimiento baja frente al 9% de este año. Este aumento de la cultura aseguradora se traduce en el hecho de que el conocimiento medio pasa de un 50% a un nada despreciable 73%. Estos datos confirman el trabajo desarrollado por la mediación gerundense, ya que este conocimiento del empresario en buena parte viene dado por la actuación del mediador de seguros profesional. En cuanto a las funciones más valoradas que desarrollan los mediadores, se han producido cambios significativos. En 2010, un 71% consideraba que valoraba por igual el asesoramiento en la contratación de seguros, la tramitación y seguimiento de siniestros y las revisiones y actualizaciones de los contratos de seguros, actualmente sólo lo afirma un 59%. En cambio, el aspecto de tramitación y seguimiento de siniestros que en 2010 era el más valorado por un 13% de los empresarios encuestados, ahora lo es para un 27%. Esta cifra indica que el empresario gerundense da mucha importancia al trámite del siniestro, que de hecho es cuando se pone a prueba el trabajo del mediador y la respuesta de la compañía con la que se ha suscrito el contrato.

En cuanto al nivel de conocimiento que el empresario gerundense tiene sobre las coberturas de los seguros contratados, existen una nueva incongruencia respecto a respuestas anteriores. En este caso, y en comparativa con el 2010, ha aumentado notablemente del 8% al 14% quienes consideran que tienen un nivel de conocimiento bajo, contrariamente se mantiene inalterable el porcentaje de quienes en 2010 y en 2018 consideran tener un conocimiento alto, exactamente el 27%.

Al analizar el importe de primas de seguro que destina la empresa gerundense a cubrir sus riesgos es preocupante ver como actualmente únicamente un 4,5% de los encuestados destina una cifra superior a los 7.500 euros cuando en 2010 eran un 35%. Esta evolución puede ser la consecuencia del periodo de mercado «blando» y fuerte competencia que se ha vivido a consecuencia de la crisis, pero también podría indicar una preocupante falta de cobertura en las empresas en caso de que éstas hayan querido reducir gastos recortando en seguros porque esto podría tener graves incidencias en un futuro. Este aspecto se debería analizar a fondo con más elementos de contraste para sacar conclusiones correctas.

Al preguntar sobre el porcentaje correspondiente a seguros personales (vida/ahorro/pensiones/salud), exceptuando las de accidentes de convenio, se observa que únicamente un 14% destina entre el 30% y el 60% del gasto en seguros y es la opción mayoritaria en casi un 80% de los encuestados la de una cantidad inferior al 30%. En este caso, se dan diferencias notables respecto a 2010, cuando un 47% de las empresas gerundenses destinaban más de un 50%.

Al analizar los riesgos que mayoritariamente cubre el empresario gerundense, nos encontramos en primer lugar el de responsabilidad civil, seguido por daños propios inmuebles y responsabilidad civil de administradores y directivos (D&O), un poco más atrás vienen los seguros obligatorios de vehículos y de accidentes de convenio. También más atrás, pero en un porcentaje destacado del 45%, nos encontramos con seguros colectivos de salud y de vida/ahorro/pensiones. En estos seguros personales se refleja que hay contratos suscritos pero lo que se ha reducido sustancialmente son las aportaciones y primas a pagar por la empresa. Lo que se deja ver es que el empresario gerundense da mucha importancia a los riesgos patrimoniales cuando el 100% afirma que tienen seguro de responsabilidad civil y prácticamente un 75%, del inmueble. Sin embargo, llama la atención el poco interés que despierta hasta la fecha la ciberseguridad, únicamente un 4,5% de las empresas encuestadas afirman disponer de este seguro. Este hecho puede indicar o bien que la mayoría de respuestas han venido de pequeñas empresas que aún no ven el riesgo o, si no, que queda mucho trabajo por hacer en este ámbito.

Por otro lado, tampoco existen variaciones, con respecto a 2010, en cuanto a la contratación de algún seguro que complemente la contingencia de jubilación de los trabajadores, manteniéndose en un 9%. En este mismo sentido, hay que destacar que un 77% de los encuestados declaran no tener contratado ningún seguro de salud para sus trabajadores y de los que lo tienen un 18% dicen que es por voluntad de la empresa y el resto porque el convenio se lo exige. Datos muy similares a los obtenidos en el primer informe.

Asimismo, se les preguntó sobre la valoración del servicio del canal de distribución utilizado. Un 73% de los encuestados dice que es bueno y un 27% muy bueno; el año 2010 un 41% de los encuestados decían que el servicio era muy bueno en el caso de los mediadores y un 51% bueno. Cabe destacar que el canal utilizado por el 23% de los encuestados era la oficina de la entidad aseguradora, pero, de igual modo, se vislumbra una percepción del servicio que, en general, ha bajado en un porcentaje importante.

En 2010 el método de contacto habitual del empresario gerundense con su mediador era en un 64% por vía telefónica y/o correo electrónico. En 2018 el porcentaje pasa al 82% y únicamente un 18% afirma que es la visita a las oficinas del canal de distribución. Los empresarios gerundenses este 2018 consideran que la rapidez de servicio de su canal de distribución en el momento de contratar un seguro es buena en un 64% y muy buena en un 32%. Estas cifras han empeorado respecto a 2010 cuando valoraban la rapidez muy buena en un 42% y en un 47% buena. Habría que decir, sin embargo, que en 2010 se preguntaba únicamente por el mediador y ahora por el canal de distribución.

Un aspecto a destacar es el análisis que hace el empresario gerundense del precio de los seguros contratados ya que un 54,5% afirma que son precios de mercado y un 45,5% que valora el servicio recibido por encima del precio. Respecto al 2010 es muy importante señalar que en ese momento únicamente un 31% valoraban el servicio por encima del precio.

en cuanto a la valoración del servicio recibido en caso de siniestro, cuando se trata de un vehículo, el empresario afirma que este ha sido bueno en un 68% y muy bueno en un 18%, el resto lo consideran normal. Hace ocho años el global del servicio bueno y muy bueno era prácticamente lo mismo, pero en ese momento el servicio muy bueno se valoraba en un 34%, prácticamente el doble que ahora. Cuando el siniestro es de carácter patrimonial, el servicio ha sido muy bueno en un 32% y bueno en un 50%, el resto lo consideran normal. En este caso los datos son prácticamente iguales a los de 2010 y el canal de distribución en este servicio no ha perdido valoración.

Un datos muy significante del estudio se refiere a si, en caso de no cobertura, el empresario ha entendido el motivo de la exclusión explicado por su canal de distribución. En este punto, prácticamente se calcan las respuestas de 2010, destacando que el 50% de los encuestados sigue considerando que los criterios de las compañías aseguradoras podrían mejorar.

Por último, la valoración del personal del canal de distribución cuando el empresario gerundense contacta con él ha mejorado la consideración de muy buenos profesionales hasta llegar al 55%. Un 41% considera que siempre contacta con la misma persona que es empleado del canal de distribución y el trato es correcto, este porcentaje también mejora respecto a 2010.