Mercado

Mitos y verdades del vehículo eléctrico

  Redacción / 27 de febrero de 2020

¿Es más probable electrocutarse si un coche híbrido o eléctrico se inunda? ¿Arde antes un vehículo eléctrico en un accidente? ¿Es más barato reparar un coche eléctrico?

El vehículo eléctrico esta rodeado de mitos y mentiras. José María Cancer, director general del Centro de Experimentación y Seguridad Vial de MAPFRE (CESVIMAP), ha participado recientemente en el XXIX Congreso de Faconauto desmitificando el vehículo eléctrico y los miedos que pueda generar su llegada al taller de reparación.

Reparación sencilla

La reparación de un vehículo eléctrico es mas sencilla. Si bien es cierto, algunas operaciones demandan mayor cualificación que otras. Además, se precisan operaciones adicionales:

  1. Puesta en seguridad del sistema de alta tensión, por un técnico especialista en riesgos eléctricos, HVT.
  2. Desconexión del sistema de enfriamiento, mangueras y otras conexiones.
  3. Verificación del aislamiento y de la ausencia de tensión.

En cuanto a la reparación de la carrocería, recomiendan la formación del técnico de carrocería para evaluar la seguridad de la reparación e identificar los sistemas eléctricos. de todos modos, CESVIMAP asegura que los procesos de reparación de chapa siguen las mismas técnicas de reparación.

Otra de las dudas que acompaña a los técnicos de carrocería es si al introducir el vehículo en la cabina de secado se dañan las baterías. Distintas pruebas termográficas realizadas por especialistas de CESVIMAP demuestran que no es así. El secado en cabina se efectúa mediante ciclos de secado cortos, en los que no se superan los 60°C (y el interior del vehículo nunca alcanzará la temperatura de las piezas exteriores)

Accidentes

Respecto a la duda de si ante un accidente, el vehículo eléctrico es menos seguro y arde, el director de CESVIMAP certificó que arde igual que un vehículo de combustión tradicional. Los vehículos eléctricos han de cumplir unos rigurosos requisitos de seguridad en diseño estructural y de las propias baterías.

Frente a la duda de si un coche híbrido o eléctrico inundado genera peligro de electrocución, José María comentó cómo CESVIMAP ha desarrollado varias pruebas, entre ellas sumergir en el agua el conjunto motor y los sistemas eléctricos de un modelo eléctrico. ¿El resultado? La temida electrocución no se produce.

Vehículos híbridos y eléctricos

CESVIMAP asegura que en 2030 no todos los vehículos serán eléctricos. La cifra de vehículos híbridos podría alcanzar, en 2025, el 40% de las ventas en nuestro país (3 veces más que los eléctricos). Según análisis internos de MAPFRE, el parque de vehículos híbridos y eléctricos en 2025 podrá ubicarse entre un 5% y un 7%.

De nuevo la formación reclama un lugar protagonista en este proceso para desmitificar el vehículo eléctrico. Las verdades con las que habrá que manejarse en adelante son:

  1. Necesidad de personal cualificado. Se necesita inversión en formación sobre vehículos eléctricos.
  2. Empleo de equipos y herramientas especiales. Será preciso apostar por herramientas específicas de diagnosis para operaciones con baterías y familiarizarse con equipos de protección exclusivos para baja tensión.
  3. La mitad del precio del coche son las baterías. Habrá que prepararse para el negocio potencial que está naciendo.
  4. El coste del mantenimiento será menor. Según datos de CESVIMAP, la reducción del beneficio por mantenimiento será de un 75%; de la mecánica, un 55% y, de recambios, un 50%.

Lo cierto es que la incorporación de estos vehículos al mercado vendrá acompañada de un cambio del modelo de negocio, al que habrá que adaptarse.