Mercado

Las pérdidas por catástrofes en 2020 alcanzan los 68.300 millones de euros

  Redacción / 16 de diciembre de 2020

Las catástrofes naturales y causadas por seres humanos en todo el mundo ascendieron a los 68.300 millones de euros en 2020, según el Instituto Swiss Re. Se trata del quinto año más costoso para la industria aseguradora desde 1970.

Fuertes tormentas

Las perdidas de este año han estado provocadas por un número récord de fuertes tormentas e incendios forestales en Estados Unidos. Estos y otros incidentes por riesgos secundarios en todo el mundo representaron el 70% de los 62.600 millones de euros de pérdidas aseguradas por catástrofes naturales. Una temporada de huracanes muy activa en el Atlántico Norte desencadenó una cantidad añadida de 16.400 millones de euros en reclamaciones de seguros, moderada en comparación con las temporadas récord de 2005 y 2017. El sector asegurador cubrió el 45% de las pérdidas económicas mundiales en 2020, por encima de la media de los últimos diez años, que alcanzó un 37%.

Australia y Canadá sufrieron también perdidas significativas por los daños causados por el granizo en 2020. En enero, las tormentas de granizo del sudeste de Australia causaron pérdidas de más de 823,8 millones de euros, mientras Canadá experimento en junio la tormenta de granizo más costosa de su historia, con pérdidas valoradas en 823,8 millones de euros.

Pérdidas por incendios

Por otro lado, los incendios también han supuesto perdidas cotosas. En Estados Unidos, los incendios de mediados de agosto causaron fuertes pérdidas aseguradas, aunque la temporada de incendios de 2019 en Australia, la más larga y destructiva jamás registrada, continuaba activa a principios de 2020.

En los estados estadounidenses de California, Oregón y Washington, más de 800 incendios forestales quemaron cerca de 2,4 millones de hectáreas, destruyendo miles de estructuras y desencadenando miles de millones en reclamaciones de seguros. Aunque menos que las pérdidas récord de 2018 y 2017, el año 2020 será uno de los más costosos a causa de los incendios.

Récord de huracanes

La temporada de huracanes en el Atlántico norte también ha sido potente, con un récord de 30 tormentas en 2020. Sin embargo, la mayoría de los huracanes que tocaron Estados Unidos en 2020 no afectaron a las zonas densamente pobladas, lo que dio lugar a pérdidas aseguradas relativamente bajas que ascienden a 16.470 millones de euros, muy inferiores a las anteriores temporadas récord de huracanes.

Las tormentas invernales golpearon el norte de Europa en febrero, causando inundaciones, cortes de electricidad e interrupción del transporte, con más de 1.640 millones de euros de pérdidas aseguradas combinadas. En mayo, el ciclón Amphan en la Bahía de Bengala causó pérdidas económicas por un valor de 10.700 millones de euros, el ciclón tropical más destructivo que la India haya experimentado jamás.

El cambio climático aumenta los riesgos

Se prevé que el cambio climático recrudezca los riesgos secundarios, ya que el aire más húmedo y el aumento de las temperaturas crean condiciones meteorológicas más extremas. Esto favorece el inicio y la propagación de fenómenos como incendios forestales, mareas de tempestad e inundaciones.

“Al igual que el COVID-19, el cambio climático supondrá una enorme prueba de resiliencia mundial. Ni las pandemias ni el cambio climático son riesgos de “cisne negro”. Pero si bien el COVID-19 tiene una fecha de caducidad, el cambio climático no la tiene, y si no se logra ‘reverdecer’ la recuperación económica mundial ahora, aumentarán los costes para la sociedad en el futuro”, alerta Jerome Jean Haegeli, principal economista del Grupo Swiss Re. “Los desastres naturales de este año han afectado a las regiones que cuentan con más cobertura de seguros, lo que garantiza un apoyo vital a las personas y comunidades afectadas y mejora su capacidad de recuperación financiera”.