Negocio

El seguro de vida mantiene el ahorro bajo gestión a cierre de septiembre

  • El patrimonio de clientes ronda los 238.700 millones

  • La parálisis de la actividad por el coronavirus se hace sentir en la evolución del negocio asegurador

  Redacción / 4 de noviembre de 2020

Las aseguradoras gestionaban 238.721 millones de euros de sus clientes a cierre de septiembre según el avance de datos del seguro de vida elaborado por ICEA correspondiente al cierre del tercer trimestre de 2020. Si se compara con el dato del pasado diciembre, esta cifra representa un descenso del 0,94%. De esa cantidad, 192.887 millones corresponden a productos de seguro. Es decir, un 0,87% menos que hace 12 meses y un 1% menos que en enero. Los restantes 45.835 millones constituyen el patrimonio de los planes de pensiones cuya gestión ha sido encomendada a aseguradoras. Esta última cuantía es un 1,93% superior a la anotada el ejercicio anterior por estas mismas fechas pero, al mismo tiempo, es un 0,72% menor que la cifra de cierre de 2019.

Los seguros unit-linked, aquellos en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, son los que registran un comportamiento más positivo en términos interanuales. Aumentan el patrimonio bajo gestión un 5,5%, hasta los 14.541 millones. Les siguen los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP). Estas pólizas movían 4.354 millones al acabar septiembre y crecen un 2,56% de un ejercicio para otro. Mientras tanto, los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) se mantienen estables cuando se comparan los datos del tercer trimestre con los de un año atrás.

Impacto de la pandemia en Vida

La paralización de la actividad económica por la pandemia del coronavirus se ha hecho sentir en la evolución del negocio de vida. Muchas líneas de negocio han reducido el ahorro bajo gestión desde que comenzó el año. Los descensos más pronunciados en los primeros nueve meses se han dado en la transformación de patrimonio en rentas vitalicias (-6,05%), así como en los capitales diferidos (-2,60%), en planes de previsión asegurados (-2,30%) y en las rentas vitalicias y temporales (-1,1%).

Los ingresos por primas del negocio de vida riesgo se situaron en 3.719 millones de euros. Es decir, prácticamente lo mismo que un año atrás. No obstante, hay que tener presente que a cierre de 2019 los ingresos por las pólizas de vida riesgo crecían a un ritmo del 3,07%.

Es importante destacar que durante la situación excepcional que vive España en 2020, el sector asegurador continúa prestando servicio a sus clientes y preserva unos niveles de solvencia elevados que superan con creces las exigencias que marca la regulación.